La oposición asegura que, por lo menos, hay 80 personas encarceladas desde que se desataron las protestas antigubernamentales de 2018.

El organismo Amnistía Internacional (AI) alertó que, al menos, 12 opositores nicaragüenses están viviendo en “condiciones precarias” en medio del brote del coronavirus.

En un comunicado difundido este viernes, la organización que lucha para defender los derechos humanos en todo el mundo remarcó que esas personas presentan síntomas parecidos a los de la Covid-19, pero que aún no han recibido asistencia médica.

LEA MÁS: Régimen continúa promoviendo aglomeración de personas

“Más de una docena (de opositores presos) ha presentado síntomas que podrían estar relacionados con el virus, permaneciendo en condiciones de detención precarias, hacinadas y sin recibir atención médica adecuada”, subrayó Erika Guevara Rosas, directora para las Américas de AI.

En el mismo informe se señala que algunas de las personas que continúan encarceladas tienen “serios padecimientos clínicos previos”, por lo que podrían estar en riesgo de contraer el nuevo coronavirus, según los parámetros de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

“Son especialmente vulnerables frente al virus”, manifestó Guevara al respecto.

Sobre eso, la oficina de la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, liderada por Michelle Bachelet, instó al gobierno de Daniel Ortega a “adoptar medidas para reducir el hacinamiento en las cárceles”.

MÁS NOTICIAS: Sector privado demanda pruebas masivas de Covid-19

Al mismo tiempo, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) reclamó a las autoridades de Mangua que aplicaran las recomendaciones sobre la pandemia para evitar un brote mayor.

Grupos opositores aseguran que, por lo menos, hay 80 personas encarceladas desde que se desataron las protestas antigubernamentales de 2018.

Desde que se reportara el primer contagio el 18 de marzo, se han dado 16 casos de coronavirus y 5 muertes, según datos facilitados por el gobierno nicaragüense. Las autoridades han dicho que no hay contagio a gran escala y en los últimos 4 días han dejado de dar más informaciones sobre la evolución de la pandemia en el país.

Pese a eso, el Observatorio Ciudadano, una organización respaldada por entidades civiles, redes sociales y la ciudadanía, cuestiona esa cifras y, de acuerdo a los registros realizados independientemente, en el país se podrían haber dado más de 780 casos de posibles contagios de la COVID-19, que se habrían tratado como neumonía.

Daniel Ortega no ha apoyado la campaña “Quedate en Casa” para que la población evitara la propagación del mortal virus, y su mujer, la vicepresidenta y primera dama Rosario Murillo, ha descalificado esos informes como “cerebros deformes, enfermos que inventan para calumniar o difamar” al ejecutivo nicaragüense. 

Compartir: