Articles By This Author

Ganamos una batalla, pero la lucha sigue

Ganamos una batalla, pero quedan otras batallas por delante para ganar la libertad, la justicia y la democracia. Todavía quedan en cautiverio casi noventa secuestrados. Y la furia de las jaurías del régimen está a la vista.

Adiós a los “tiempos de victorias”

El régimen utilizaba los fondos del Presupuesto General de la República para beneficiar a su clientela política: Grandes, medianos y pequeños empresarios. Mandos policiales y del Ejército. La cúpula de los poderes del Estado. Alcaldes, concejales y secretarios políticos. Así como aliados abiertos y encubiertos. Con la crisis económica, el presupuesto se ha restringido y esas restricciones están afectando a estos círculos de poder.

Las alcaldías: el perro más flaco de Ortega

El gobierno solamente ha transferido el 3% del monto que está obligado a transferir a las alcaldías. Esto significa que de 6,400 mil millones de córdobas que están presupuestados, solamente ha trasladado 233 millones.

Madres nicaragüenses

Durante estos tiempos fatídicos hemos visto a madres peregrinar, de cárcel en cárcel, de hospital en hospital, en busca del hijo desaparecido. Las hemos visto con el corazón destrozado ante los ataúdes de sus hijos.

El temor del dictador Daniel Ortega

Ortega llama terroristas a sus opositores porque les tiene terror. ¿Y por qué semejante terror? No es porque asalten bancos, secuestren o coloquen bombas mortíferas. El tirano habla de terrorismo porque sabe que la inmensa mayoría del pueblo lo repudia. Le teme al pueblo.

Las miserias humanas de Ortega

Para el tirano Somoza, igual que para el tirano Ortega, ellos son la patria. Ellos son Nicaragua.

Así construyó Ortega su dictadura

El pacto con Arnoldo Alemán, el control de los poderes del Estado, la apropiación privada de la cooperación venezolana y alianza con magnates locales, así como la implementación de fraudes electorales y el control de medios de comunicación, fueron algunas de las maniobras que Ortega usó para consolidar su dictadura.

El chanchullo con los precios del combustible

Pero el atraco no solo afecta a empresas y hogares sino a la economía en su conjunto ya que se resta competitividad general, se reduce la esfera de circulación del dinero y se concentra en pocas manos.

Coraje

A Ortega le quedan pocas cartas por jugar. Aún la carta de la represión está desgastándose. La carta más fuerte del pueblo se llama coraje. Coraje para resistir. Coraje para persistir. Y coraje para ganar la libertad.