WASHINGTON DC – El candidato demócrata a la presidencia, Joe Biden, aseguró que en caso de ser elegido presidente daría marcha atrás a las políticas del presidente Donald Trump hacia Cuba y acercaría las relaciones con el país caribeño.

En una entrevista con NBC 6, filial en Florida de la cadena de televisión nacional, el exvicepresidente dijo que planea volver a instaurar la política de descongelamiento de las relaciones diplomáticas que instauró el presidente Barack Obama.

“Estoy tratando de dar marcha atrás a las políticas fallidas de Trump que han causado daño en los cubanos y sus familias. No ha hecho nada para promover la democracia y los derechos humanos”, expuso Biden.

Su plan, agregó, es seguir una política que “adelante los intereses y empodere al pueblo cubano” para que “determinen su propio futuro”.

CRITICA ESTRATEGIA DE PRESIÓN AL RÉGIMEN DE VENEZUELA

En la entrevista, que será transmitida el fin de semana, Biden también criticó la estrategia de la Casa Blanca hacia Venezuela, calificándola de un “fracaso abyecto”.

“Es un fracaso abyecto desde que asumió el cargo; Nicolás Maduro se ha fortalecido, las personas en Venezuela están peor, viviendo una de las peores crisis humanitarias del mundo”, aseguró el candidato.

El gobierno del presidente Donald Trump ha impuesto duras sanciones hacia Venezuela, incluyendo contra la industria petrolera, la más importante fuente de ingreso del país, con el objetivo de forzar una salida del president en disputa Nicolás Maduro.

EE.UU. también fue uno de los primeros países en reconocer y dar su apoyo a Juan Guaidó, el presidente de la opositora Asamblea Nacional, que se declaró presidente interino a principios del 2019.

En una entrevista con el portal Axios en junio, el presidente Trump dijo que estaba dispuesto a reunirse con Maduro y minimizó su apoyo a Guaidó. “Podría haber vivido con o sin ello [reconocer a Guaidó] pero estaba muy firmemente en contra de lo que estaba pasando en Venezuela”, dijo Trump.

Compartir: