El mandatario exigió el respeto a los resultados oficiales del Tribunal Supremo Electoral que le dieron la victoria en primera vuelta con un 47,08% de los votos válidos y advirtió a quienes mantienen el paro nacional con un cerco a las ciudades.

En medio de una escalada de movilizaciones y tensión social en Bolivia por los resultados de las elecciones generales, el presidente Evo Morales acusó a los movimientos cívicos de preparar un golpe de Estado para esta semana.

El mandatario exigió el respeto a los resultados oficiales del Tribunal Supremo Electoral que le dieron la victoria en primera vuelta con un 47,08% de los votos válidos y advirtió a quienes mantienen el paro nacional con un cerco a las ciudades.

LEA MÁS: Evo Morales es declarado ganador y aumentan las protestas en Bolivia

“Vacíen las ciudades, dejen de perjudicar con par. Si quieren paro, no hay problema, lo vamos acompañar con cercos en las ciudades para hacernos respetar, a ver si aguantan”, indicó.

Además este lunes Morales agradeció en su cuenta en Twitter el respaldo dado por su antigua aliada, la expresidenta Cristina Fernández, compañera de fórmula del recién electo presidente de Argentina, Alberto Fernández.

LEA MÁS: Comienza una nueva era del peronisno en Argentina

El candidato opositor Carlos Mesa, que participa activamente de las movilizaciones, llamó a mantener estas medidas de presión.

“Morales se equivocó porque no fueron unas cuantas manifestaciones (…) Bolivia entera está levantada democráticamente y no va a dejar de estarlo hasta que Morales reconozca el fraude y vayamos a un proceso electoral como debe ser”, advirtió Mesa.

En su cuenta en Twitter, expresó su agradecimiento y su “compromiso militante” a los bolivianos. En su mensaje reconoció a sus compatriotas por mantenerse en las calles exigiendo que sea respetado el voto popular y anunció “un paro general” el lunes.

En conversación con la Voz de América, la analista política María Teresa Zegada, se refiere a este clima de polarización que vive Bolivia desde hace una semana.

“La población se ha dividido en dos consignas: por un lado el continuismo del presidente, y por otro lado el cuestionamiento de la elección que va atada a una segunda vuelta electoral, pero no sabemos lo que va a pasar en los próximos días”, dijo Zegada.

EE.UU. EXPRESA PREOCUPACIÓN POR IRREGULARIDADES

El Comité de Defensa de la Democracia planteó la anulación de las elecciones generales por las denuncias de fraude, y pidió la convocatoria de otros comicios con un nuevo tribunal electoral.

Mientras, los campesinos iniciaron el bloqueo de carreteras en respaldo al presidente Evo Morales.

Compartir: