El Gobierno de Canadá anunció este miércoles sanciones contra 15 altos funcionarios del régimen de Daniel Ortega, incluida su hija Camila Ortega Murillo. Es una “respuesta a las violaciones de derechos humanos en curso en Nicaragua” y a la falta de garantías para celebrar elecciones libres en el país, ha expresado el país norteamericano por medio de su ministro de Relaciones Exteriores, Marc Garneau.

La lista de nuevos sancionados, en virtud del Reglamento de Medidas Económicas Especiales (Nicaragua), alcanza a cinco altos mandos policiales señalados como responsables de la letal represión a las manifestaciones ciudadanas de 2018: Luis Alberto Pérez Olivas, Justo Pastor Urbina, Ramón Antonio Avellán, Fidel Domínguez y Juan Antonio Valle Valle.

También a los eternos diputados del FSLN en la Asamblea Nocional y fieles cooperadores de Ortega: Edwin Castro y Wálmaro Gutiérrez, así como al magistrado Marvin Ramiro Aguilar, vicepresidente de la Corte Suprema de Justicia; a la fiscal general Ana Julia Guido.

La lista sigue con el magistrado del Consejo Supremo Electoral, Lumberto Campbell; el titular de Hacienda Iván Acosta, el presidente del Banco Central de Nicaragua, Ovidio Reyes; José Mojica, señalado de ser testaferro de Ortega; la hija de la pareja presidencial Camila Ortega Murillo; y el general de brigada del Ejército de Nicaragua Julio Modesto Rodríguez Balladares, quien es director del Instituto de Previsión Social Militar (IPSM).

“Desde 2018, el Gobierno de Nicaragua ha estado cometiendo violaciones graves y sistemáticas de los derechos humanos contra su pueblo, incluidas campañas de represión y violencia patrocinada por el estado contra las protestas públicas y la represión de cualquier oposición política”, señala el Gobierno de Canadá.

El Reglamento de Medidas Económicas Especiales (Nicaragua) son inadmisibles en Canadá en virtud de la Ley de Inmigración y Protección de los Refugiados e impone congelamiento de activos al prohibir a las personas en Canadá, y a los canadienses fuera de Canadá, participar en cualquier actividad relacionada con cualquier propiedad de estas personas incluidas en la lista o proporcionarles servicios financieros o relacionados.

SANCIONES SON UN RESPALDO A DEMANDA DE DERECHOS EN NICARAGUA

Con estas nuevas sanciones, expresa la nota, Canadá reafirma su apoyo a los nicaragüenses que demandan la restitución de derechos y libertades, y “se alinean con las acciones tomadas por los socios internacionales de Canadá”.

“Canadá apoya al pueblo de Nicaragua en su llamado a un futuro justo y pacífico basado en el respeto fundamental de los derechos humanos, la libertad de prensa y el derecho a votar en elecciones libres, justas y transparentes. Hacemos un llamado a las autoridades nicaragüenses para que liberen a los detenidos injustamente y respeten el estado de derecho y las obligaciones internacionales de derechos humanos ”.

Marc Garneau, ministro de Relaciones Exteriores

El Gobierno canadiense especifica que la medida obedece a la resistencia del régimen de Nicaragua a implementar reformas significativas para garantizar elecciones libres y justas en noviembre de 2021, pese a los reiterados llamamientos de Canadá, la Organización de los Estados Americanos y socios internacionales. “En cambio, el Gobierno de Nicaragua ha intensificado sus ataques a los derechos civiles y políticos y ha arrestado arbitrariamente a más de 20 destacadas figuras de la oposición y posibles candidatos presidenciales desde junio de 2021”, señala.

La comunicación oficial además reitera el pedido de liberación inmediata de los candidatos arrestados de forma arbitraria, la liberación de todos los presos políticos “y el fin de la detención y el acoso de los medios de comunicación independientes y los actores de la sociedad civil”. 

ORTEGA DESCONOCE A ASPIRANTES PRESIDENCIALES: “SON CRIMINALES”

Ortega ha desconocido públicamente a los opositores bajo arresto -Cristiana Chamorro, Juan Sebastián Chamorro, Félix Maradiaga, Arturo Cruz, Medardo Mairena y Miguel Mora- como precandidatos a la Presidencia. El líder sandinista, de 76 años, quien se resiste a entregar el poder en Nicaragua tras 14 años, reapareció en público el 23 de junio pasado y defendió las detenciones en serie de los dirigentes opositores, asegurando que no son “candidatos” ni políticos, sino “criminales” a los que acusó de atentar contra la seguridad del país.

Cerrando la puerta a la demanda de liberación dijo: “Que no vengan con el cuento de que son candidatos; aquí no hay ningún candidato inscrito; no ha llegado el tiempo para que haya candidato”, manifestó Ortega y se refirió a los detenidos -cinco para entonces- como “agentes del imperio yanqui”, que han actuado para desestabilizar el país por medio de lo que desde 2018 llama intento fallido de golpe de Estado.

En las últimas semanas, la posición de Canadá ha incomodado al régimen de Nicaragua, al punto que Rosario Murillo arremetió de forma virulenta contra ese país. A propósito del reciente hallazgo de tumbas de niños indígenas en antiguos internados gubernamentales, la esposa y vicepresidenta de Ortega se refirió al caso como “prácticas canadienses inmorales y absurdas, nada lejanas del nazismo hitleriano” y desautorizó a sus autoridades a “juzgar” la forma en que conducen Nicaragua.

Nosotros no concedemos a Canadá ninguna potestad para seguir juzgando nuestro camino”, fueron sus palabras.

En junio de 2019 Canadá impuso sanciones contra Rosario Murillo, Laureano Ortega, Fidel Moreno, Francisco Díaz, Gustavo Porras, Sonia Castro, Óscar Mojica, Orlando Castillo y Néstor Moncada Lau. Entonces había advertido que “no se tolerarán las continuas violaciones de derechos humanos cometidas por el Gobierno contra su pueblo”.

Compartir: