Las medidas cautelares fueron solicitadas por Navas, quien alegó que después de su liberación el 11 de junio de 2019, ha sido perseguido por patrullas de la Policía Orteguista o “parapolicias” leales al régimen.

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) consideró que el líder campesino y expreso político Freddy Alberto Navas se encuentra en una “situación de gravedad y urgencia de riesgo de daño irreparable a sus derechos”, por lo tanto le otorgó medidas cautelares, según una nota de prensa divulgada este martes en el sitio web de la Organización de Estados Americanos (OEA). La dictadura de Daniel Ortega y Rosario Murillo a raíz de la crisis, arremetió contra líderes estudiantiles, sacerdotes, campesinos, y defensores de derechos humanos.

“La Comisión valoró que el beneficiario Freddy Navas tendría gran visibilidad como uno de los líderes del movimiento campesino. En ese contexto, el beneficiario Freddy Navas estuvo privado de libertad por más de seis meses, en el contexto de la criminalización a la protesta en Nicaragua”, expone la CIDH, y agrega que el Mecanismo Especial de Seguimiento para Nicaragua (Meseni) ha constatado la exposición en la que se encontrarían los líderes sociales o personas opositoras del actual gobierno.

LEA MÁS: Ortega nombra nueva embajadora ante la OEA en medio de tensas relaciones con el organismo

Las medidas cautelares fueron solicitadas por Navas, quien alegó que después de su liberación el 11 de junio de 2019, ha sido perseguido, por autos de la Policía Orteguista o “parapolicias” leales al régimen, “de forma semejante a persecución que habría sido blanco antes de su detención, por lo que habría pasado a quedarse en “casas de seguridad”. Navas también expuso que ha sido retenido por la policía y cuestionado de forma intimidante por lo menos dos veces, el 8 y 12 de agosto de 2019.

De acuerdo con el líder campesino, cuando regresaba el 12 de agosto de Costa Rica tras participar en una marcha campesina fue detenido por la Policía. “En  ese contexto, la Comisión tomó en consideración que los agentes estatales que habrían cuestionado al propuesto beneficiario estarían fuertemente armados y que le habrían amenazado, con relación a familiares del propuesto beneficiario que vivirían presuntamente en el exterior, supuestamente afirmando que los brazos del comandante (Daniel Ortega) van más allá de la frontera”, reseña la Comisión.

LEA MÁS: Costa Rica busca fondos para atender a migrantes

Ante estos hechos, la CIDH solicitó al Estado de Nicaragua adoptar las medidas necesarias para garantizar los derechos a la vida e integridad personal de Freddy Alberto Navas Lopez. Además recordó que el otorgamiento de estas y su adopción por el Estado no constituyen prejuzgamiento sobre violaciones a los derechos protegidos en los instrumentos aplicables.

“El Estado debe tanto asegurar que sus agentes respeten los derechos del beneficiario de conformidad con los estándares establecidos por el derecho internacional de los derechos humanos, como en relación con actos de riesgo atribuibles a terceros; concierte las medidas a adoptarse con el beneficiario; e informe sobre las acciones adoptadas a fin de investigar los presuntos hechos que dieron lugar a la adopción de la presente medida cautelar y evitar así su repetición”, añadió.

Compartir: