Desde el 1 de junio se conoció extraoficialmente que el subdirector de la Policía, comisionado Ramón Avellán estaba hospitalizado. Orteguistas celebran que el funcionario “venció” al “Covid-19”.

El comisionado general Ramón Avellán, subdirector de la Policía Orteguista fue dado de alta este sábado del Hospital Carlos Roberto Huembes, de Managua, tras permanecer ingresado durante tres semanas debido a problemas de salud vinculados al Covid-19. 

En páginas orteguistas y perfiles de fanáticos del Frente Sandinista se comparte la salida del hospital del comisionado Avellán, cuyo ingreso nunca fue reportado por la institución policial. En sus publicaciones los orteguistas aseguran que Avellán es uno de los “vencedores del Covid-19″. 

El 1 de junio se conoció extraoficialmente que el funcionario había sido ingresado debido a “complicaciones respiratorias”, asociadas al Covid-19.  

LEA: Siete funcionarios orteguistas “hacen el tránsito a otro plano de vida”

LOS CRÍMENES DE AVELLÁN 

El 7 de noviembre de 2019 el comisionado Avellán fue sancionado por la Oficina del Control de Activos (OFAC) del Departamento del Tesoro de Estados Unidos señalado de graves violaciones de derechos humanos.  

Avellán es señalado de ser el ejecutor de la “Operación Limpieza” en junio y julio de 2018, cuando el régimen de Daniel Ortega ordenó levantar a través de ataques armados los tranques que ciudadanos habían instalado como forma de protesta contra la represión.  

LEA: Así fue la “Operación limpieza” en Carazo, uno de los ataques más sangrientos de la dictadura

Esos ataques dejaron decenas de jóvenes asesinados principalmente en Masaya, Carazo y Managua.  

El 5 de mayo de este año Estados Unidos sancionó a toda la institución orteguista “por su papel en el abuso grave de los derechos humanos en Nicaragua”.  

“Es una institución responsable de los abusos contra los derechos humanos en Nicaragua”, recalcó la OFAC sobre la Policía. 

“El régimen de Ortega ha utilizado a la Policía de Nicaragua como una herramienta en su campaña de represión violenta contra el pueblo nicaragüense”, sostiene la OFAC.  

Compartir: