Agotados los cinco días hábiles que dio el Ministerio de Gobernación para el registro de agentes extranjeros, la Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH) recurrió este lunes a la apelación, pero las autoridades no le dieron trámite.

Desde el mes de diciembre de 2020, directivos de este organismo han realizado sin éxito más de una decena de gestiones para cumplir con el requisito que impone la Ley de Regulación de Agentes Extranjeros a personas naturales y jurídicas receptoras de fondos del exterior, cuya evasión supone multas de hasta medio millón de dólares.

La CPDH es el único organismo dedicado a la defensa de los derechos humanos en Nicaragua que conserva su personería jurídica, pero su secretario ejecutivo, Marcos Carmona, teme que las trabas que les han puesto sea una táctica para “asesinar a las oenegés”.

LEA: Bachelet ve graves retrocesos en Nicaragua y pide ingreso al país antes del 22 de febrero

Este lunes, los funcionarios de CPDH regresaron a la sede del Ministerio de Gobernación, en Managua, para apelar por los trámites burocráticos que les han impedido realizar el registro. Carmona explicó que a pesar que han cumplido con cada nuevo requisito solicitado, la institución no emite el certificado de cumplimiento necesario.

La presidenta de CPDH, Vilma Navarrete, quien se personó ante funcionarios de Gobernación para apelar por las trabas para lograr la inscripción, informó a su salida que no le recibieron el documento porque “faltan documentos”.

NO SIGAN BOICOTEANDO

Por su parte, Marcos Carmona, pidió a las autoridades de Gobernación que “no sigan boicoteando el trabajo de la CPDH para seguir denunciando las violaciones a los derechos humanos… ya no sabemos qué información quieren, es una táctica para que nosotros no podamos inscribirnos”.

El secretario ejecutivo explicó que desde diciembre “ha habido una arbitrariedad de parte Ministerio de Gobernación al no entregar la constancia de cumplimiento, aun cuando hemos presentado en tiempo y forma toda la información que nos han solicitado, se ve que hay mala intensión, porque al no darnos la carta de cumplimiento significa no poder inscribirnos como agentes extranjeros, pareciera que esa es la intensión”, manifestó el defensor.

Al dificultar la inscripción de la CPDH como agentes extranjeros en tiempo y forma, el régimen podría cancelar la personería jurídica, pero Carmona dijo que agotarán las vías legales para hacer valer su derecho. “No vamos a seguir en este juego de gobernación y sus funcionarios, de que cada día que venimos nos piden más información que ni en la ley está establecida”. Según Carmona les ha solicitado información de sus usuarios que es confidencial y no están obligados a entregar.

OTRAS NOTICIAS: Cardenal Brenes aboga por la no violencia durante el proceso electoral

El organismo ha recurrido por inconstitucionalidad en contra de la Ley de Regulación de Agentes Extranjeros, aunque la Corte Suprema de Justicia no se ha pronunciado. Esta norma es parte del paquete de leyes que el régimen de Daniel Ortega ha aprobado gracias al control que mantiene en la Asamblea Nacional.

Compartir: