Cuba confirmó este domingo 36 nuevas infecciones de la COVID-19 y sigue con la curva inestable de las últimas semanas, en las que se han elevado los diagnósticos positivos de la enfermedad que mantiene una sostenida incidencia en provincias de occidente como La Habana y la central Ciego de Ávila.

Después de los 42 contagios reportados el pasado lunes, los 34 cubanos y dos extranjeros de hoy marcan la cifra más baja al cierre de esta semana.

El parte diario del Ministerio de Salud Pública (Minsap) añade otros dos decesos en las últimas 24 horas, un paciente de 82 años con padecimientos crónicos de base residente en Ciego de Ávila, y un habanero de 94 que fue diagnosticado con la COVID cuando acudió al hospital por una fractura de cadera.

Hasta ahora el país caribeño acumula 5.091 personas diagnosticadas con el coronavirus SARS-CoV-2 y 115 fallecidos desde el inicio de la pandemia.

Ayer sábado se procesaron 6.724 muestras PCR en los laboratorios de biología molecular de la isla que detectaron 28 infectados (77,7%) que fueron contactos de casos confirmados y 7 (19,4 %) sin fuente de contagio precisada.

Los dos extranjeros detectados son el caso importado de una cubana residente en el municipio Morón, de Ciego de Ávila, que llegó procedente de Canadá, y el de un jamaicano que vive en la provincia de Matanzas (este).

LAS ZONAS MÁS COMPLICADAS

Aunque con una tendencia al control epidemiológico, La Habana, con solo 9 nuevos casos detectados este sábado, sigue arrastrando un escenario de propagación e incidencia de la COVID, solo superada por Ciego de Ávila, que esta vez registró 15 autóctonos.

Los datos más recientes sobre la situación epidemiológica de La Habana suman 396 pacientes en las últimas dos semanas, así como la existencia de 15 eventos de transmisión local abiertos y 136 controles de foco activos, y las principales acciones para contener la segunda ola de contagios se concentran en cuatro de sus quince municipios.

Si bien en la jornada anterior Ciego de Ávila no reportó ningún nuevo caso, el parte actualizado de este domingo incluye 12 en la ciudad cabecera homónima y otros tres en igual número de municipios.

Esta provincia persiste como uno de los territorios de mayor complejidad epidemiológica en Cuba, con 268 pacientes positivos en los últimos 15 días, una tasa de incidencia de confirmados por cada 100.000 habitantes de 57,89 y tiene 13 focos activos, cinco eventos de transmisión local abiertos y unas 1.000 personas en aislamiento.

En este momento se encuentran ingresados en los hospitales cubanos bajo vigilancia clínica epidemiológica 8.016 pacientes. De ellos hay 6.162 en vigilancia, 1.292 sospechosos y 562 confirmados con el mal.

De los pacientes activos hay 547 con evolución sin complicaciones, mientras 4 están reportados críticos y 11 graves.

Las altas hospitalarias del día anterior fueron 128, un indicador considerado favorable al superar los nuevos positivos de la jornada y ya se acumulan 4.412 personas recuperadas.

Cuba podría cerrar septiembre con un récord en los contagios del coronavirus desde que se inició la pandemia en el territorio nacional, según ha señalado el doctor Francisco Durán García, director de Epidemiología del Minsap.

Agosto fue el período de más casos en el país desde la detección de los primeros positivos al SARS-CoV-2, con 1.432 pacientes de COVID-19, pero en la primera quincena de septiembre se acumularon 738 casos de coronavirus, así como un incremento de los decesos.

Con la mayoría de sus provincias en la tercera y última fase de reapertura, la isla ya superó los 950 contagios en lo que va de septiembre.

La Habana y la ciudad cabecera de Ciego de Ávila retrocedieron a la fase 0 o “etapa de transmisión limitada” de COVID-19 y se encuentran bajo fuertes medidas restrictivas que en la capital incluyen toque de queda nocturno y la incomunicación con el resto del país hasta el próximo 30 de septiembre.

Compartir: