Conecta con nosotros

    Noticias

    CxL ante una crisis interna después que Ortega inhibiera a su candidata presidencial 

    El partido de Kitty Monterrey sigue buscando un reemplazo a Berenice Quezada bajo críticas de los mismos directivos por participar en el proceso electoral. La formación se ha declarado en sesión permanente ante la arremetida de Ortega al inhibir a la fórmula de Sobalvarro.

    El partido Ciudadanos por la Libertad (CxL) vive momentos álgidos, después que la dictadura de Daniel Ortega ordenara la inhibición de la candidata vicepresidencial Berenice Quezada (Miss Nicaragua 2017). A lo interno, hay unos miembros que defienden seguir en el proceso electoral con los aspirantes con los que finalmente acepte competir el dictador el próximo 7 de noviembre, y otros defienden la postura de no participar para no legitimar un proceso que no cumple con garantías democráticas.

    Este jueves, horas después que se conoció que la Fiscalía acusó a Quezada de “proposición y conspiración para cometer actos terroristas”, y por tanto eliminada de la contienda electoral, el partido de Kitty Monterrey se declaró en sesión permanente para tomar acciones ante el acorralamiento de Ortega. Se esperaba una conferencia de prensa para ayer, pero fue cancelada, mientras los miembros del partido rechazaban emitir algún comentario que fuera usado luego por el régimen.

    LEA MÁS: Cinco frases para inhibir a Ortega y Murillo

    El tercer vicepresidente de CxL, José Adán Bermúdez, dijo a periodistas que estaban buscando el reemplazo de Quezada. “Creo que no hay que sofocarse, hay que mantener la calma. (…) No hay todavía (propuestas para candidata vicepresidencial) porque hay personas que dicen: “No esperate, no puedo porque tengo mi negocio, tengo esto, mi familia”, comentó, aunque horas después CxL emitió un comunicado en el que desacreditó las declaraciones, argumentando que eran a título personal y no representan la postura del partido. 

    En ese mismo comunicado, indica que la Alianza Ciudadanos por la Libertad continúa en un proceso interno de consulta y con diversos sectores nacionales ante “la situación generada por el régimen con la inhibición de nuestra candidata”. El mismo Consejo Supremo Electoral notificó el miércoles la decisión de que la exreina de belleza no participara en la contienda electoral.

    Este golpe a CxL —el segundo, después que el régimen encarcelara a sus precandidatos presidenciales Arturo Cruz, Juan Sebastián Chamorro, y Noel Vidaurre—  lo ha puesto en una encrucijada: participar o no en el proceso. “Ante la opinión pública, tiene que mostrarse que no está dispuesto a seguir el juego de Ortega, ya encarceló a sus precandidatos, ya inhibió a su candidata vicepresidencial, ¿qué más tiene que pasar para que reaccione? Participar es validar un proceso que desde ya está deslegitimado por la reforma de Ortega, la anulación de la competencia electoral y el asedio y detención de líderes de oposición”, comenta un analista, que pide anonimato.

    Un analista dijo recientemente a este medio que tenía la impresión que CxL decidió participar en las elecciones “para llenar un expediente y conservar la personería de CxL”, algo que desde su punto de vista no tiene ningún sentido, desde el momento que esa personería siempre ha estado en manos de Ortega y en cualquier momento puede ser retirada como ya lo hizo con el Partido Restauración Democrática (PRD) y el Partido Conservador (PC).  

    Advertisement. Scroll to continue reading.

    “Otro argumento que se usa para justificar la participación es la supuesta necesidad de demostrar el fraude. Pero el fraude a estas alturas ya está montado y no necesita demostración, con los partidos políticos de oposición ilegalizados y todos los líderes encarcelados. El fraude no es solamente robar o falsificar votos, también consiste en eliminar contrincantes de forma arbitraria y tener un árbitro comprado a favor de una de las partes. Ese fraude no necesita ninguna demostración y la comunidad internacional está perfectamente clara de su relevancia y significación”, explicó. 

    Un politólogo además señala, que si la ACxL opta por continuar con la venia de Ortega a sus candidatos, tendrá que orientar a su fórmula y aspirantes a diputados que callen o eviten comentarios por los que puedan ser inhibidos. “Es decir, tendrán que seguir el guión de Ortega, no hablar, y ante el electorado están quedando mal, no se puede olvidar lo que pasó en abril 2018, y es lo que el régimen quiere, tal como ocurrió con Quezada”, agregó.

    Contrario a todos los candidatos que este 2 de agosto guardaron silencio sobre temas espinosos al acudir ante el Consejo Supremo Electoral a cumplir con la formalización de su postulación, Berenice Quezada no dudó en aclarar las consultas sobre las críticas sobre su supuesta cercanía al régimen. En primer lugar, aclaró que aunque participó en la plataforma de moda Nicaragua Diseña que dirige Camila Ortega Murillo, no mantiene ningún vínculo.

    Además, fue enfática al decidir que en su trayectoria como reina de belleza y modelo participó en el evento, pero tomó distancia. “Desde el 2018 Nicaragua ha trazado una línea y cada quien decidió con quién quiere estar, cuál es su punto de vista, y yo no estoy de acuerdo con lo que pasó (la represión), por eso salí a marchar por mi país, porque es la única bandera que me representa”, sostuvo.

    MÁS NOTICIAS: El chavismo y la oposición venezolana iniciarán nueva fase de negociaciones en México

    También manifestó deseos de libertad para los más de 140 presos políticos del régimen y aceptó correr por la Vicepresidencia, a pesar de no tener carrera política, motivada por el interés de lograr un cambio en el país. “En Nicaragua las condiciones nunca han estado, las condiciones las pone el pueblo, saliendo a votar, como los hemos hecho en las calles, como lo hicimos en 2018, en abril. Tenemos que demostrar que Nicaragua no los quiere en el país”, subrayó.

    Por esas palabras, la joven política fue acusada a petición de un grupo de ciudadanos que se identifican como «víctimas y familiares del terrorismo golpista de 2018», afines al Gobierno, que solicitaron la inhabilitación a su candidatura, un día después de haberla registrado, por supuesta apología del delito e incitación al odio.

    Advertisement. Scroll to continue reading.

    El denominado Grupo de Reflexión Excarcelados Políticos (Grex), integrado en su mayoría por opositores que guardaron prisión en el marco de la crisis sociopolítica que vive Nicaragua desde abril de 2018, dijo este jueves que no apoyarán «la farsa electoral» y que no participarán «en ningún acto que sugiera algún grado de legitimidad a este régimen».

    También le puede interesar

    Portada

    Tras las sanciones anunciadas este lunes, la empresa estadounidense New Fortress Energy, que construye una mega planta en Puerto Sandino quedaría imposibilitada de hacer...

    Noticias

    Experta en lenguaje corporal asegura que Daniel Ortega perdió las facultades físicas porque no es capaz de sostenerse de pie por sí solo.

    Noticias

    Estos permisos laborales tienen una duración de 12 meses o menos y son solicitados frecuentemente por empresas americanas que contratan a personal de otros...

    Noticias

    El 7 de noviembre, cuando Ortega y Murillo consumen su estrategia reeleccionista se quedarán sin legitimidad democrática. Eso acarreará consecuencias graves, advierten analistas.

    Noticias

    El punto 4 del documento aprobado en la OEA le deja “un puente" a Ortega para una salida a la crisis y esa salida...

    Reporte 505

    Los principales grupos económicos han guardado silencio sobre la detención de los directivos del Cosep. El Grupo Promerica dijo que no se pronunciará, mientras...

    Noticias

    Argentina y México no votaron a favor de la resolución de la OEA, porque quieren conservar amistad de Ortega, advierten analistas y expertos.

    Reporte 505

    Hijas y esposas de los reos políticos coincidieron que tuvieron que soportar restricciones arbitrarias por parte de la Policía Orteguista.

    Advertisement

    Copyright © 2021 Despacho505.com