El director regional de IDEA Internacional, Daniel Zovatto, llamó al secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, a convocar de urgencia una reunión de la Asamblea General para invocar la Carta Democrática Interamericana por la grave situación política en Nicaragua, donde la dictadura de Daniel Ortega ha encarcelado a cuatro precandidatos presidenciales en menos de una semana.

La precandidata presidencial Cristiana Chamorro se encuentra bajo arresto domiciliar y siendo investigada por supuesto lavado de dinero en la Fundación Violeta Barrios de Chamorro, de la que fue presidenta.

Mientras que los precandidatos Félix Maradiaga, Juan Sebastián Chamorro y Arturo Cruz se encuentran detenidos en la Dirección de Auxilio Judicial (DAJ), investigados por supuesta “traición a la patria”, según lo dispuesto en la cuestionada Ley de Defensa de los Derechos del Pueblo a la Independencia, la Soberanía y Autodeterminación para la Paz (Ley 1055).

“Ortega es un dictador y por lo tanto creo que ahora la pelota está en el campo de la comunidad internacional. No podemos ni debemos dejar sola a Nicaragua en estas circunstancias tan graves, y hay una responsabilidad de Estados Unidos, de los países de América Latina, de la Unión Europea y de Canadá de coordinar sus acciones. El tiempo de condenar ya pasó, el tiempo de lamentarse ya pasó, el tiempo de darle oportunidades a Ortega ya pasó, y lo que hace falta ahora son acciones; trazar líneas rojas muy claras. Hay que ponerle por todos los medios que tengan al alcance fin a esta dictadura”, dijo este martes el politólogo Daniel Zovatto en una entrevista con la periodista Carmen Aristegui en CNN.

MÁS NOTICIAS: España pide liberación inmediata de opositores y parar persecución política en Nicaragua

La ley bajo la que están siendo investigados los precandidatos presidenciales también se le está aplicando a Violeta Granera, de la Unidad Nacional Azul y Blanco (UNAB); y José Adán Aguerri, expresidente del Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep).

Esta legislación consta de solamente dos artículos en los que se inhibe de “optar a cargos de elección popular” a todo nicaragüense que la dictadura le señale de dirigir o financiar “golpes de Estado”, así como hacer gestiones y celebrar sanciones de gobiernos extranjeros a funcionarios y al régimen orteguista.

MÁS SANCIONES

Daniel Zovatto consideró que lo que está pasando en Nicaragua “es gravísimo” y la comunidad internacional debe trazar líneas rojas muy claras a Ortega: “O retrocede, garantiza condiciones efectivas de competencia electoral y de integridad electoral de cara a las elecciones de noviembre, o todas las opciones tienen que estar abiertas para ponerle fin a esa dictadura”.  

MÁS NOTICIAS: Ortega desata cacería de opositores al estilo nazi

“Cuando digo todas las opciones tienen que estar abierta estoy hablando desde las sanciones bien ajustadas al régimen, a los personeros, a los militares que están apoyando este régimen dictatorial y también las otras sanciones que se puedan aplicar otras medidas que se pueden aplicar porque estamos ante una dictadura que está demostrando cómo se comporta de una manera totalmente arbitraria y con total impunidad”, dijo a título personal.  

Finalmente dejó un mensaje claro a los gobiernos democráticos de la región y el mundo: “Ortega y Murillo no van a entender por la buena. Se han burlado de todas las oportunidades que se les ha dado, la única manera que este régimen va a entender es por las malas y llegó el momento de enfrentar cara a cara al este régimen y ponerle un límite”. 

Compartir: