La Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) otorgó este lunes tres premios a la Excelencia del Periodismo de Investigación “Pedro Joaquín Chamorro” a DESPACHO 505 en las categorías Gobernanza Municipal, Sistema de Salud y Género.

El premio fue entregado por la SIP en apoyo a la Fundación Violeta Barrios de Chamorro, que lo extendió en los últimos 14 años hasta su cierre en enero pasado debido a la entrada en vigencia de la Ley de Regulación de Agentes Extranjeros aprobada por el régimen de Daniel Ortega.

“Este es un reconocimiento a las mejores piezas de investigación realizadas por periodistas nicaragüenses que en los últimos años trabajan en un entorno cada vez más hostil y violatorio a la libertad de expresión”, indicó la SIP en un comunicado.

LOS PREMIADOS

De un total de 72 postulaciones en las siete categorías del premio, resultaron los siguientes ganadores:

Gestión Municipal:. Ganadores: Ramón Villarreal y Lésber Quintero con el trabajo “Cárdenas, un municipio sediento desde hace 20 años”, publicado en DESPACHO 505.

“El jurado destaca este trabajo por recordar esa necesidad que tiene el buen periodismo del no dar nada por sentado. Por más décadas que tenga, no se puede hacer pasar por normal una violación al derecho que tienen las personas al acceso al agua y, a partir de este enfoque, se desarrolla un relato atractivo y diverso”, destacó el jurado.

Sistema de Salud. Ganadores: José Denis Cruz, María Haydée Brenes, Adriana Gutiérrez y Maynor Valenzuela de DESPACHO 505 con el especial “El drama de morir esperando diálisis en un hospital público / Cuando los riñones fallan”.

El jurado valoró el atrevimiento de mirar hacia la Nicaragua que ya sufría por un sistema de salud en ruinas desde antes que llegara la pandemia. “Este trabajo muestra la necesidad de añadir el elemento local a problemas globales. La enfermedad renal crónica se ve acá retratada como un problema propio de un país atado a las ganancias de la agroindustria en detrimento de las personas. El trabajo despunta al salirse del ojo del huracán y desde ahí, complementa el tema pandémico en Nicaragua”.

Género. Ganadores: Edith Pineda, José Denis Cruz, Uriel Velásquez y María Haydée Brenes con la sección “Las niñas cuentan” publicado en DESPACHO 505.

Cada uno de los capítulos que componen esta cobertura especializada tiene un desarrollo propio. Se han tomado en cuenta los valores éticos y los elementos de justicia necesarios para construir relatos que impactan. El jurado valora el esfuerzo por plantear en conjunto un sólido argumento.

Gobernanza y Transparencia Pública: Ganadores: Maynor Eliezer Salazar, Néstor Arce, Carlos Herrera, Ricardo Arce, Tony Centeno, de Divergentes por “Fidel Moreno, el hombre de confianza del régimen de Daniel Ortega y Rosario Murillo, y su red de millonarios empresarios que construyeron cientos de obras en la Alcaldía de Managua durante 2016 y 2018”.

En esta categoría también recibió una mención especial el trabajo de Maynor Salazar “Los millones abandonados por el narco que caen en manos de la policía de Daniel Ortega”, publicado en Divergentes.

Derechos Humanos. Ganadora: Leslie Paola Ramos Carranza de Divergentes con la pieza “A mí me violaron en una cárcel”

Sistema Educativo. Ganadores: Keyling T. Romero, Franklin Villavicencio y Juan García de la Revista Niú con el trabajo “Los universitarios expulsados por la dictadura de Daniel Ortega”

Medio Ambiente. Ganador: Wilfredo Miranda con la pieza “La montaña iba adelante… Nada sobrevivió” publicado en Divergentes.

El jurado internacional integrado por las periodistas Patricia Campos Mello (Brasil), reportera y columnista de Folha de S. Paulo y ganadora del Premio Maria Moors Cabot en 2020, Glenda Girón (El Salvador), editora de investigaciones de La Prensa Gráfica y Víctor Amaya (Venezuela), editor del portal TalCual y director de la plataforma de fact checking EsPaja.com, estuvieron a cargo de la deliberación y selección de las mejores piezas.

“Durante la deliberación, el jurado valoró piezas periodísticas en las que de forma transversal se encontró con la constante intervención gubernamental en detrimento de los derechos humanos. En los trabajos de este año ha irrumpido también la pandemia por Covid-19 con todas sus consecuencias. El jurado considera que, a pesar de los cambios y la crisis que el periodismo ha tenido que soportar, se ha hecho un esfuerzo extraordinario por hacer coberturas que van más allá del deber en valores como la profundidad y la narrativa, además en medio de un ambiente de opacidad cada vez más extendida”, concluye el acta del jurado.

Compartir: