Conecta con nosotros

    Reporte 505

    Dictadura contra la UCA: frustra aspiraciones de becados y aniquila empleos

    Tras el recorte presupuestario del régimen a la UCA centenares de estudiantes perderían su beca. «Si no hay beca, tengo que dejar la universidad», dicen.

    La Universidad Centroamericana pasa apuros financieros. Cortesia

    Nati habló con su madre y ambas lloraron.  “Si no hay beca, tendré que dejar la universidad”, dice. La última vez que juntas echaron lágrimas, fue cuando recibió la noticia que la Universidad Centroamericana (UCA), le cedería una beca por las excelentes calificaciones obtenidas en secundaria. Esa vez lloraron de felicidad, pero hoy es de tristeza.

    “No sabemos que va a pasar, hay mucha incertidumbre”, dice. Ha oído y leído que la UCA atraviesa problemas financieros tras un recorte presupuestario que la dictadura de Daniel Ortega ha ordenado como parte de una lucha frontal contra las universidades que no se han alineado a su autocracia.

    La UCA, es la misma universidad donde el mismo Ortega asistió a punto de cumplir los 17 años para estudiar la carrera de derecho. Pero eso no parece importarle.  La tiene en la mira y busca asfixiarla. Menos dinero estatal, se traduce en menos becas y eso ha conmocionado a decenas de estudiantes que dependen de eso para seguir estudiando.    

    Pero no solo los estudiantes están viviendo bajo zozobra. El próximo 8 de febrero unos 400 trabajadores serían despedidos si fracasa el denominado Plan de Retiro Voluntario que implementa la universidad, que no es más que un despido con ciertas ventajas, porque los recursos no son suficientes para pagar la planilla actual. 

    “La ventaja es que te ofrecen hasta un año de salario en dependencia de los años trabajados. Claro se recibe más que si te despidieran”, dice un funcionario que tiene más de 20 años de laborar en la universidad. “Pero nada cambia el hecho de que vas a la calle y en este país no hay empleos”, se lamenta.

    LEA ADEMÁS: Nicaragua quedaría fuera de Cumbre de Las Américas. E.E.U.U solo invitará a gobiernos democráticos

    Lo que va a pasar después de ese día es también incierto. El plan de reducción lanzado este miércoles no les ha caído bien.  “Llámele como quiera, es desempleo”, dicen en los corredores y oficinas.  El funcionario cree que quienes no apliquen al plan de todos modos corren el riesgo del despido. Señala como fundamento que desde el 2018, la universidad ha aplicado el Artículo 45 (despidos que no obligan a la empresa a dar razones) a decenas de trabajadores debido a que el gobierno le ha venido cercenando la partida estatal que por Ley se le debe transferir.  “De 700 trabajadores, ha bajado a 400”, dice esta fuente a Despacho 505.           

    Advertisement. Scroll to continue reading.
    La UCA fue considerado un centro de protestas contra los desmanes de la dictadura. Cortesía

    CASTIGO Y ASFIXIA

    La UCA es una universidad con 62 años de existencia. Ha sido nido de las rebeliones sociales por ser uno de los mejores centros de pensamiento que los jesuitas instalaron en el país. El mismo Ortega dejó sus aulas convencido que debía combatir una dictadura que llegó a sangrar a Nicaragua por 37 años. Irónicamente no le perdona que de allá mismo, hayan salido los jóvenes que en abril de 2018 se rebelaron contra él por instalar otra dictadura familiar que ya cumple 20 años en el poder y al menos dos mandatos asumidos al mejor estilo de quienes él mismo combatió.

    Solo entre 2018 y 2022, el régimen le quitó 250.9 millones de córdobas, más del 95 por ciento de sus fondos en tan solo cuatro años. En 2018 la universidad recibió de parte del Estado 251 millones 898 mil 512 córdobas con 24 centavos y para 2019, le bajó a 184 millones 548 mil 747 córdobas con 32 centavos.

    Para este 2022 el orteguismo le aprobó tan solo 1 millón de córdobas, mientras las universidades públicas, en su totalidad controladas por el Frente Sandinista, mantuvieron sus ingresos y otras como la Universidad Autónoma de Nicaragua, UNAN, obtuvieron incrementos.  

    En diciembre de 2018, las autoridades de la UCA denunciaron que la reducción que sufrían para funcionar en 2019 afectaba una población de becados de cerca de 5 mil estudiantes y que cada año venía aumentando en al menos mil nuevos becados. Por supuesto, las reducciones también paralizaron el crecimiento de la población becada, la que puede verse en una caída de números en este año, menos de 4 mil, porque el recorte de fondos ha sido devastador para el funcionamiento de la casa de estudios superiores.

    ANIQUILAN ASPIRACIONES

    Nati se matriculó este miércoles para iniciar su tercer año de arquitectura tras hablar largo y tendido con su madre sobre la amenaza. “Era hacerlo aunque estemos sin saber que va a pasar. Queda esperar”, señala.  La universitaria explica que una vez que se ha matriculado y pagado el arancel de 20 dólares más los cinco del carnet, espera que la llamen para confirmarle la renovación de su beca que la exonera del pago de hasta el 50 por ciento por cada materia inscrita.

    LEA ADEMÁS: Arranca otra negociación del salario mínimo sin la presencia del Cosep

    Advertisement. Scroll to continue reading.

    En la UCA el estudiante inscribe hasta seis materias en un semestre a un costo de 110 dólares cada una dependiendo de la carrera. Arquitectura que es la que estudia Nati y es una de las más caras. Ella debería de pagar 660 dólares durante el cuatrimestre, pero por su beca, paga tan solo la mitad: 330, los que paga en varias cuotas. Nati dice que, si pierde su beca, no tiene ninguna posibilidad de seguir estudiando.

    Para mantener sus estudios y el de un hermano menor que cursa secundaria, la familia tuvo que desintegrarse. Su papa se vio obligado a emigrar debido a que ambos perdieron el empleo tras la crisis sociopolítica del 2018. Esperaban que fuera temporal, pero la madre nunca encontró plaza formal  y la pandemia se unió a los malos días que pasan en el país. Relata a DESPACHO 505 que su papá logra con mucho esfuerzo enviar unos 500 dólares mensuales y sube “un poco cuando le va mejor”.   “La universidad es la prioridad, y compartimos los gastos de mi hermano y la casa.  No podríamos sin la beca”, reitera. “Para mí y mi familia, perder la universidad es como perderlo todo”, sentencia.  

    Leo también vive días de angustia. Como Nati, asume que sin beca tendría que renunciar a sus aspiraciones de administrador de empresas.  El estudiante de 19 años obtuvo una de las becas más codiciadas: las de excelencia. Con ese tipo de privilegio, hasta antes de este miércoles solo debía preocuparse por mantener su rendimiento académico y asumir su matrícula. Estaba exonerado de lo demás. Pero ahora, teme lo peor. “Si no me renueven la beca no seguiría”, dice entristecido. “No tengo dinero para asumir los tres años que me faltan”, argumenta.

    La universidad de Leo depende del salario de 13 mil 500 córdobas, unos 380 dólares, que recibe su mamá en una empresa que vende insumos agropecuarios.  Explica que su madre le aparta 2 mil 500 córdobas para viajar de Diriamba a la UCA. “Hay mucho sacrifico en todo eso”, dice. “Imagínese si hay que pagar más, es imposible”, señala el universitario, quien agrega que en casa tiene un hermano menor y un abuelo. “Todos dependemos del mismo salario, por eso digo que no habría forma de seguir sin esa beca, se trunca mi sueño”, se lamenta.     

    LEA ADEMÁS: Dictadura contra universidades: a unas las asfixia y a otras las amenaza con cierre 

    OTRA AMENAZA

    La UCA también vive estos días bajo una amenaza que hasta ahora se mueve entre las sombras.  Con los recortes en lo último en que pensaron sus autoridades fue en despidos en masa. “Maniobraron hasta donde pudieron, pero ya fue insostenible”, dice el funcionario de la Alma Mater.

    Advertisement. Scroll to continue reading.

    Al quedarse sin opción anunciaron fuertes recortes, pero se encontraron con la oposición del sindicato de la universidad, con lazos muy estrechos a sindicatos orteguistas y al Consejo Nacional de Universidades, CNU. El resultado fue una amenaza: los despidos masivos traerían como consecuencia una huelga que paralizaría por completo a la institución.

    “Amenazaron con tomársela, por eso las autoridades pensaron en recortes paulatinos y ahora el Plan de Retiro Voluntario”, confió el funcionario. “Hay mucha angustia aquí dentro, mucha incertidumbre, las becas de los chavalos es un drama, y el empleo de mucha gente también ”, se lamentó.

    También le puede interesar

    Portada

    Tras las sanciones anunciadas este lunes, la empresa estadounidense New Fortress Energy, que construye una mega planta en Puerto Sandino quedaría imposibilitada de hacer...

    Noticias

    Experta en lenguaje corporal asegura que Daniel Ortega perdió las facultades físicas porque no es capaz de sostenerse de pie por sí solo.

    Noticias

    El 7 de noviembre, cuando Ortega y Murillo consumen su estrategia reeleccionista se quedarán sin legitimidad democrática. Eso acarreará consecuencias graves, advierten analistas.

    Noticias

    Estos permisos laborales tienen una duración de 12 meses o menos y son solicitados frecuentemente por empresas americanas que contratan a personal de otros...

    Noticias

    El punto 4 del documento aprobado en la OEA le deja “un puente" a Ortega para una salida a la crisis y esa salida...

    Reporte 505

    Los principales grupos económicos han guardado silencio sobre la detención de los directivos del Cosep. El Grupo Promerica dijo que no se pronunciará, mientras...

    Noticias

    Argentina y México no votaron a favor de la resolución de la OEA, porque quieren conservar amistad de Ortega, advierten analistas y expertos.

    Reporte 505

    Hijas y esposas de los reos políticos coincidieron que tuvieron que soportar restricciones arbitrarias por parte de la Policía Orteguista.

    Advertisement

    Copyright © 2021 Despacho505.com