La Fuerza Naval del Ejército de Nicaragua suspendió los zarpes en el caribe nicaragüense, a partir de este sábado 14 de noviembre, ante la inminente llegada de la tormenta tropical Iota.

La Naval informó que la tormenta tropical Iota está provocando olas 1,5 a 2 metros de altura y vientos sostenidos de 28 a 41 kilómetros por hora.

Este viernes, el Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos confirmó la formación de la tormenta tropical Iota en el mar Caribe, y advirtió que en los próximos dos días podría convertirse en un gran huracán, mientras se acerca a las costas entre Nicaragua y Honduras.

LEA TAMBIÉN: Se forma la tormenta tropical Iota y podría convertirse en un gran huracán en su ruta hacia Nicaragua

De acuerdo a los monitoreos realizado por la Fuerza Naval, este sábado se esperan lluvias con tormentas eléctricas de moderadas moderadas a fuertes.

“Informamos a los propietarios de embarcaciones industriales, menores, turismo y capitanes de medios de transporte marítimo, que las capitanías de puertos de Bluefields, El Bluff, Corn Island y Puerto Cabezas, así como los puestos de control de embarcaciones y puestos de tropas navales, no emitirán zarpes”, informó la Naval.

La alerta marítima está dirigida a contener los zarpes a mar abierto sobre todo hacia los bancos de pesca y comunidades costeras.

Asimismo, recomendaron a las “embarcaciones que ya se encuentran en labores de pesca tomar todas las medidas de seguridad y de ser necesario trasladarse a puerto seguro, esto con el fin de evitar hechos que lamentar”.

ACCIONES CONJUNTA

Este viernes el presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández sostuvo un encuentro con el dictador Daniel Ortega, para analizar el impacto del huracán Eta, sobre todo para cuantificar los daños, discutir una estrategia de reconstrucción y un plan maestro trinacional para el Golfo de Fonseca.

El régimen de Ortega calculó preliminarmente los daños provocados por Eta en 178,4 millones de dólares, de los cuales urgió al menos 36,4 millones de dólares, equivalentes a 1.249,9 millones de córdobas, para enfrentar las necesidades básicas de las familias ubicadas en los albergues.

LEA TAMBIÉN: Alerta en el Caribe: comienzan evacuaciones ante inminente impacto de Iota

Preliminarmente el régimen informó que al menos 1.890 viviendas quedaron destruidas y 8.030 sufrieron daños parciales. Además, evacuaron a 71.145 Personas; de las cuales 47.297 personas permanecen en 325 centros.

Mientras que la Cruz Roja informó que “en Nicaragua, 500.000 personas se han visto afectadas. Más de 12.000 familias han sido refugiadas, y 33.000 personas no tienen acceso a agua potable”.

Compartir: