La disponibilidad de agua en el Corredor Seco de Nicaragua ha llegado a niveles críticos. En esa zona, que abarca localidades del Centro, Norte y Pacífico del país, el 70% por ciento de los pozos excavados a mano han perdido la capacidad de producción de agua. La mayoría están totalmente secos, alertó este lunes el Centro Humboldt en el Día Mundial del Agua.

Según el organismo ambiental, de esta situación no se escapan las fuentes de aguas superficiales como ríos y quebradas.

“El 70 por ciento de los pozos se encontraban a marzo del año pasado totalmente secos y en los avances que hemos recibido de la colaboración del monitoreo actual anda en las mismas cifras”, indicó Víctor Campos, director del Centro Humboldt.

El Corredor Seco lo componen 30 de 153 municipios del país y abarca los departamentos de León, Chinandega, Estelí, Madriz, Matagalpa y Nueva Segovia.

LEA TAMBIÉN: George Enríquez, de Yatama, el primer precandidato que desafía al régimen y se toma las calles

Estas declaraciones se dan en el marco de la celebración del Día Mundial del Agua, que tiene como slogan “El Valor Del Agua”. Campos durante una comparecencia virtual, indicó que en la última década que se han dado acciones que han deteriorado el volumen y calidad del agua.

“En Nicaragua las actividades económicas como los monocultivos, las industrias y actividades extractivas compiten con el abastecimiento para el consumo humano y saneamiento de los grupos poblacionales”, expuso el ambientalista, quien comentó que además en el país el recurso hídrico tiene una participación importante en la generación de energía.

DEBILITAMIENTO DEL MARCO JURÍDICO

Campos criticó el poco interés del régimen de Daniel Ortega al cuido y preservación del medioambiente y en especial al tema del agua, ya que “no alcanza el 1% del Presupuesto General de la República”.  A eso, se suma el debilitamiento de marco jurídico ya que los los diputados sandinistas en noviembre del año pasado aprobaron unas reformas a la Ley del General de Aguas Nacionales con las que pretende centralizar y privatizar el servicio hídrico.

“Se ha evidenciado la voluntad de avanzar hacia la privatización del agua, abriendo la entrada a la empresa privada, en el tema de captura, almacenamiento y distribución de agua para consumo humano y saneamiento, confirmando el carácter privatizador de la reforma”, expuso el director del Centro Humboldt.

LEA TAMBIÉN: Saturnino Cerrato: “Vamos a enfrentar un proceso electoral con dos casillas”

El mercurio y el cianuro generan, agregó el Centro Humboldt, tienen “niveles de contaminación realmente alarmantes” del agua, debido a la proliferación y aumento de la pequeña minería, a pesar de que el país es signatario de acuerdos internacionales para eliminar su uso.

“Estamos demandando el cumplimiento del acuerdo de Minamata dado que ya entró en vigencia y el mercurio no debería de ser una sustancia que circula por nuestros sedimentos y por nuestras aguas. Hemos detectado el uso del mercurio en al menos un tercio de los municipios del país en actividades de pequeñas minerías”, expuso.

Compartir:

¿Qué te pareció esta noticia?