Seis cuerpos en estado de descomposición fueron encontrados por pobladores en la zona conocida como Las Palomas, al sur de Bluefields, en la Región Autónoma de la Costa Caribe Sur de Nicaragua (RACCS).

El hallazgo fue confirmado por la Policía en una nota de prensa. Entre la ropa de uno de los cuerpos se encontró un pasaporte de la República de Guinea (África) con el nombre Malick Keita, de 31 años de edad, quien en registro migratorio no reporta ingreso al país.

Los cuerpos estaban en una panga color blanca y gris. Al parecer los ciudadanos tenían como destino final los Estados Unidos. Los médicos forenses que examinaron los cuerpos determinaron que no presentan signos de violencia y habrían muerto hace 30 días.

LEA TAMBIÉN: Minsa politiza inicio de vacunación contra el Covid-19 en Nicaragua

“La causa de muerte fue deshidratación, insolación y fallo sistémico”, según información forense.

En el 2016, cientos de migrantes africanos y haitianos se quedaron varados en la frontera entre Costa Rica y Nicaragua, y que tenían como destino final los Estados Unidos. El régimen de Daniel Ortega les impidió el paso por el territorio y muchos murieron tratando de cruzar suelo nica. En agosto de ese año se reportó el hallazgo de ocho cuerpos de migrantes en el Lago Cocibolca. Las autoridades presumieron que eran africanos por sus características físicas y su vestimenta.

Compartir: