Guillermo Osorno, el candidato de CCN "amigo" del FSLN que lleva como diputado a su hijo

 

El candidato presidencial del CCN asegura rechazar los pactos y componendas políticas pero ha sido aliado del PLC y el FSLN, los dos más grandes pactistas de la era moderna. Dice que si el FSLN gana las elecciones Nicaragua se hundirá en una grave crisis económica.

 

Por Xavier González | Octubre 25, 2021

Tras dos fracasos en la carrera por la Presidencia, el reverendo Guillermo Osorno está nuevamente en la boleta electoral. Ha sido el único de su partido Camino Cristiano Nicaragüense (CCN) que ha competido por ese cargo. Esta vez, además de ser parte de las organizaciones señaladas de colaboracionistas al régimen Ortega-Murillo, es cuestionado por llevar como primer candidato a diputado a su hijo Abraham Israel Osorno Larios. “No es nepotismo”, se defiende.

 

Osorno, dice rechazar los pactos y las componendas, pero en su historial político ha actuado como aliado de los dos mayores pactistas de la historia de Nicaragua: Arnoldo Alemán, del Partido Liberal Constitucionalista (PLC), y Daniel Ortega, del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN), de estos últimos se considera amigo, y al igual que la militancia rojinegra, llama a Daniel Ortega “Comandante”. “Ellos me respetan y yo los respeto”, dice.


Siga nuestra cobertura electoral: Reportajes, entrevistas, análisis y verificaciones en Votaciones 2021


 

En esta entrevista a DESPACHO 505, el político asegura no tener pacto con el FSLN y rechaza que su participación en el proceso electoral -considerado una “farsa” por la falta de garantías democráticas y graves violaciones a los derechos humanos y políticos- sea movida por los intereses propios el “zancudismo”.  Entre otros temas, habla sobre sus inicios en la política y las protestas sociales del 2018: “el pueblo se equivocó”, critica.

 

Reverendo Guillermo Osorno, usted es actualmente candidato presidencial por Camino Cristiano Nicaragüense (CCN). Fundó este partido en 1995. ¿Cómo y por qué llega a la política? Cómo es que pasa de la práctica cristiana a la política.

 

En primer lugar, mi práctica cristiana se mantiene. Lo único es que a nosotros los evangélicos nos enseñaron que la política era mala, que era del diablo y no debíamos participar. Fue una lucha que tuve en mi vida espiritual, porque Dios se manifestó en sueños, experiencias y creemos en las palabras proféticas. Se dieron estas palabras proféticas que al inicio yo rechazaba, hasta que en un congreso mundial en oración en Jerusalén unas personas que no me conocían me hablaron de mi participación en la política, me dio temor y decidí formar el partido en noviembre 1995, pero nunca me he separado de la práctica religiosa. 



¿Por qué toma la decisión de lanzar su candidatura así, de última hora? 

 

En el 2011 quise lanzar mi candidatura, sin embargo, el Congreso (de CCN) decidió que fuéramos con don Fabio Gadea Mantilla, pero no se logró, así que nos vimos obligados a ir en alianza con el Frente Sandinista (de Liberación Nacional, FSLN). En el 2016, yo quise volver a participar solo, no se pudo por asuntos financieros y fuimos en alianza nuevamente con el FSLN.

 

El Congreso y las autoridades partidarias decidieron que por muy mal o bien que nos fuera, debíamos participar solos. Se lo comuniqué al FSLN (…), me mandaron un emisario a decirme que cuándo iba a firmar la alianza, pensaron que yo estaba bromeando. Dicen que la señora vicepresidenta (Rosario) Murillo hasta preguntó qué había pedido yo y no me lo habían dado. Que me preguntaran y me dieran lo que pidiera, pero yo nunca les he pedido nada.

 

Aparecí hasta el 25 de septiembre por prudencia, porque me podían echar preso también. 

 

CCN nunca ha superado el rango del 5% de los votos en las elecciones anteriores en las que ha participado solo. ¿Qué lo hace pensar que esta vez va a superar esos resultados al punto de desafiar el poder a Daniel Ortega?

 

Solamente es esperar el milagro de Dios. No podemos ni perifonear ni hacer concentraciones con más de 200 personas. No nos queda más que esperar un milagro de Dios nada más. Estamos dispuestos a lo que venga. 

Hasta antes del 2011 usted era aliado del PLC, incluso fue diputado gracias a esa alianza. ¿Por qué se separa del PLC?

 

La verdad, nos separamos desde el 2006, porque no nos gustaron los arreglos que se hicieron en el 2000 (pacto Alemán-Ortega), desde ahí estábamos inconformes, no queríamos ir en alianza con el PLC ni con ninguno, pero el ingeniero (Enrique) Bolaños (candidato del PLC) nos pidió que lo apoyáramos. Acepté ir en alianza y busqué la unidad entre Bolaños y Alemán. 

 

En el 2006 le puse a disposición la casilla a Herty Lewites, a Eduardo Montealegre y a José Rizo, les dije: 'aquí está, incondicional, que se rompan todos los pactos, pónganse de acuerdo, que vaya uno de presidente, el otro de vicepresidente y el otro de presidente de la Asamblea Nacional. No les estoy pidiendo ni diputaciones’, pero es difícil ponernos de acuerdo entre nicaragüenses. Creemos que todos somos caciques, que somos sangre de reyes.

 

En el 2006 me vi obligado a ir solo. Lo compartí con el embajador (Paul) Trivelli. Al embajador le dije estas palabras: 'cuando el Frente (Sandinista) gane, ni ustedes los americanos van a ayudar para que el Frente (Sandinista) salga de aquí (de la Presidencia). El único que lo va a sacar se llama Dios'. Por eso creo que Dios va a hacer el milagro.

 

Luego de ser aliado del PLC, dice que rompe esa alianza porque rechaza las maniobras pactistas con los sandinistas, pero luego se va con el FSLN, el otro pactista. ¿Qué lo lleva a decidir esa alianza?

 

Quiero aclararle a la población que las alianzas electorales se terminan el mismo día de las elecciones. Las alianzas que yo hice con el Frente Sandinista en el 2011 y 2016, fueron electorales y se terminaron el mismo día de las elecciones.

 

En el 2011, que hicimos la alianza con el FSLN, (porque) en el Congreso del CCN el primer lugar para hacer la alianza fue don Fabio Gadea Mantilla y en segundo lugar salió el FSLN, y en tercer lugar una alianza con los partidos pequeños. Como nos falla la gente de Eduardo (Montealegre) que no aceptó nuestra alianza, pues nos tuvimos que unir al Frente, sabiendo que es una alianza que se termina el mismo día de las elecciones. En el 2016, fue igual.

 

¿Por qué rompe con el FSLN?

 

Es que la alianza se corta el mismo día de las elecciones. Yo no he tenido más alianza con el Frente. No he tenido negocios con ellos, no estoy en la Asamblea para apoyar sus leyes. Solo es una relación de amistad en la que ellos me respetan y yo los respeto. 

 

Críticos y opositores afirman que los partidos políticos que participan en los comicios están legitimando un proceso viciado y fraudulento. Los señalan de ser colaboracionistas. ¿Qué opina de esas críticas?

 

El pueblo muchas veces opina, y tal como dijo el profeta, el pueblo perece por falta de conocimientos. He escuchado opiniones y percibo falta de conocimiento. Yo no puedo ser colaboracionista, porque no estoy pidiendo que voten en la casilla 2. A mí me interesa que el pueblo dé su voto en la casilla 3.

 

Yo reconozco que si el Frente gana, se lo digo al pueblo, nos va a llevar a una crisis económica terrible, por muy buena voluntad que tengan los sandinistas, no deben seguir en el poder. Ya el tiempo se les terminó y por eso está CCN.

Reverendo Osorno, ¿usted considera que el actual proceso electoral es legítimo y ofrece garantías de credibilidad tomando en cuenta que hay 7 precandidatos presidenciales y a 30 líderes de la oposición encarcelados?

 

Lamento mucho por los que están presos con señalamientos políticos. Yo hubiera querido, como nicaragüense, que compartiéramos con 10 o 15 partidos, todos como en el 1996 que fuimos 34 partidos los que estábamos participando. Prometo que una vez que tengamos la banda presidencial, ellos van a obtener su libertad.

 

En cuanto a la legitimidad, sí, creo que son legítimas (las votaciones), porque queramos o no, aunque haya hegemonía del partido en el poder, existe el Consejo Supremo Electoral y la legitimidad la da el Poder Electoral. Confío en el Señor que los magistrados no permitan ningún acto fraudulento y limpien las manchas que le han caído a ese poder del Estado. Sé que ha habido fraude, lo viví en 1996 cuando aparecieron boletas (electorales) nuestras en los cauces y nos robaron diputados, concejales y alcaldes.

 

Los actuales magistrados del CSE son militantes o por lo menos muy cercanos al FSLN y fueron impuestos por el régimen. ¿Cree usted que gozan de credibilidad?

 

Yo creo que todos son militantes del FSLN, pero espero en Dios que actúen correctamente y honren a su partido y a Dios que les permitió ocupar un cargo en un importante poder del Estado. Yo sé que esto (el proceso electoral) está muy mal visto a nivel nacional e internacional, pero le pido a la población que salga a votar, porque si no el sandinismo, que tiene -que me perdone el Frente, pero tengo derecho a opinar- de un 10 a un 14 por ciento como máximo de simpatía entre la población,  nos puede ganar a todos si no salen a votar. Yo los invito: Voten, voten por mí, si no, voten por otro partido, pero voten.

 

Reverendo, ¿usted es un candidato zancudo?

 

No me puedo considerar zancudo porque somos un partido que hemos tenido procesos electorales solos, 96, 2000, 2004; las regionales en el 2006, en el 2008 en las municipales en alianza.

 

Algunos países han adelantado que no van a reconocer los resultados de las votaciones. ¿Por qué CCN y el reverendo Osorno se empeñan en continuar en un proceso cuyos resultados, probablemente, no van a ser reconocidos por la comunidad internacional?

 

Si gana CCN les prometo que va a ser el mejor evento de toma de posesión, vamos a invitar a todos los gobernantes que puedan asistir, no somos fanáticos para invitar solo a los que simpatizan con nuestra ideología. Soy un demócrata y vamos a invitar a todos los demócratas del mundo y nos van a reconocer. 

 

¿Hay corrupción estatal en Nicaragua?

 

En todos los países y en todos los gobiernos hay corrupción.  

 

¿Usted cree que está participando en una campaña electoral equitativa con respecto al FSLN?

 

Nunca. Está disparejo esto. Sé que se van a molestar conmigo los dirigentes liberales y sandinistas, pero aquí se hizo un pacto con una visión de erradicar a todos los partidos políticos y dejar solo dos partidos, querían hacer como en EE.UU. y fue el peor error que cometieron los que pactaron eso. Dios no lo va a permitir porque Nicaragua la vamos a tener libre, donde todos los nicaragüenses tengamos nuestros deberes y derechos. 

 

Su hijo participa como candidato a diputado en su partido, ¿eso no es nepotismo?

 

No. No es nepotismo, porque si una persona se gana ese derecho con su trabajo, como militante en una fuerza política, no es nepotismo. Él se ha ganado su derecho a ser parte del directorio del Partido con su trabajo, invirtiendo dinero más que otros, dado su tiempo y, aparte de eso, es un hombre que tiene 35 años y no fuma, no bebe y no lo pueden señalar que ande haciendo cosas ilícitas, cosas sucias. No es nepotismo, porque se va a decidir en una elección.

El pastor Guillermo Osorno, candidato a la Presidencia por CCN, y su hijo Abraham Osorno, candidato a diputado. Manuel Esquivel / D505

¿Hay dictadura en Nicaragua?

 

La forma que el Comandante, presidente nuestro, ha tenido en su forma de proceder y sus autoridades lo ha venido a señalar de esa manera. ¿Se dará cuenta el comandante o no? no lo sé.

 

Pero, ¿usted qué opina, hay dictadura en Nicaragua?

 

Hay actitudes. Cuando tú intervienes en otros poderes del Estado, sí, realmente. Y si quieres poner solo gente de tu partido, entonces tú estás haciendo daño a la nación; la democracia la estás echado a perder, la libertad del pueblo la estás echando a perder.

 

¿Qué opina de los presos políticos?

 

Dije anteriormente que lamento que estén ahí. Creo que en su momento el Gobierno debe aclarar por qué los echó presos. Si los echó por políticos, pues que diga cuál es el delito. Yo lo que puedo ofrecer es que una vez que yo tome el poder esa misma noche dormirán en sus casas.

 

¿Hay represión en Nicaragua?

 

Sí. Hay represión porque ha habido actitudes incorrectas de las autoridades en los diferentes poderes del Estado. No es que yo lo diga, sino las quejas de los que se acercan a mí.

 

¿Qué opina de las protestas sociales del 2018? ¿Fueron legítimas y justas?

Creo que se equivocó el pueblo, porque yo soy de los que insiste en que hay que llevar un diálogo y buscar entendimiento. La guerra lo que nos ha enseñado es que solo deja dolor, muerte y crisis. No creo en alcanzar el poder por la fuerza, con violencia, critico eso. Creo en el diálogo.

 

Creo que tuvieron la oportunidad. Tuvieron a Daniel Ortega en sus manos los opositores de ese momento y lo dejaron ir. Tuvieron la oportunidad de adelantar las elecciones y hacer reformas electorales, pero dejaron ir a Daniel Ortega de sus manos y afectaron al Gobierno y al país con la crisis económica de la que no hemos podido salir.

 

¿Cuéntenos cuáles son sus tres principales propuestas de Gobierno?

 

En primer lugar, es devolver la democracia. El respeto a los poderes del Estado. Sueño una Nicaragua donde la Asamblea Nacional repete a los demás Poderes. Que los magistrados, jueces y altos funcionarios no sean de ningún partido político, sino que sean elegidos por su capacidad profesional e intelecto. Creo en una educación en la que no se enseñe ideologías políticas, sino que se enseñe la verdad.

 

Tercero, regresarle la seguridad al pueblo. Que pueda denunciar sin sufrir represalias. Somoza fundó los BECAT (Brigadas Especiales contra Acciones Terroristas) yo voy a fundar los BECAD (Brigadas Especiales Contra Acciones Delictivas), y evitar la corrupción estatal.

 

¿Qué opina de los ataques diarios de la primera dama y vocera gubernamental Rosario Murillo contra la Iglesia Católica y no contra la iglesia evangélica?

 

Con el respeto que la vicepresidenta se merece, ella es una mujer inteligente y trabajadora, pero le luciría mejor hablar del desarrollo económico, de la prosperidad del país que hablar contra la Iglesia. Otro error que cometen es que las alcaldías se anden metiendo en las festividades religiosas como las fiestas patronales. ¿Qué tienen que andarse metiendo ahí los alcaldes? Que se dediquen a trabajar por los proyectos, las calles y la productividad de sus municipios. Con todo el respeto que se merece la primera dama, más le luce hablar de prosperidad económica y que deje en paz a la Iglesia Católica.