Logo Despacho 505

Eurodiputada Soraya Rodríguez: “La UE no blanqueará un proceso electoral antidemocrático en Nicaragua”

De cara a las elecciones de 2021, la Unión Europea usará “todos los instrumentos a su alcance” para una efectiva “presión política, económica y de sanciones” contra el régimen de Nicaragua. “No se puede contar con la Unión Europea para que avale ningún intento de un régimen dictatorial en blanquear su rostro”, enfatiza la eurodiputada en entrevista con DESPACHO 505. 

MADRID, España — Daniel Ortega y Rosario Murillo, como máximos dirigentes del régimen de Nicaragua, se ubican como candidatos directos de las próximas sanciones de la Unión Europea. “Toda nuestra presión política, económica y de sanciones será contra responsables directos del régimen”, subraya la eurodiputada Soraya Rodríguez, miembro del grupo Renew Europe y portavoz de la Subcomisión de Derechos Humanos del Parlamento Europeo. 

Desde este 7 de diciembre la Unión Europea cuenta con un instrumento sancionador para castigar y perseguir a los responsables de graves violaciones de derechos humanos como genocidio, tortura, delitos contra la humanidad y otros crímenes.

En el caso de Nicaragua, dice, “hay una responsabilidad claramente del régimen en lo que está pasando y el responsable directo es Ortega”, enfatiza la eurodiputada en entrevista con DESPACHO 505.

Rodríguez reafirma que los Veintisiete mantienen la petición de liberación de los presos políticos y la aprobación urgente de una reforma electoral que, además, incluya el cambio de todos los magistrados del Consejo Supremo Electoral.  

De no darse las condiciones necesarias para la celebración de elecciones libres y transparentes, Ortega podría enfrentarse al desconocimiento por parte de la Unión Europea.  “Que no quepa duda, la Unión Europea no blanqueará ningunas elecciones de un régimen dictatorial”, asegura.

Antes de hablar específicamente de Nicaragua, díganos cuál es la importancia de que, finalmente, la Unión Europea haya aprobado una ley para sancionar a los violadores de derechos humanos en todo el mundo.  

Esta ley de lo que nos dota a la Unión Europea es de un régimen mundial de sanciones en materia de derechos humanos, nos dotamos de un instrumento que nos permita sancionar de forma individual a aquellas personas que en su Estado o fuera de su Estado vulneren y violen los derechos humanos fundamentales.

Nos hubiera gustado en algunos casos que hubiera ido un poco más adelante, pero en todo caso estamos satisfechos porque es un paso importante. Para defender los derechos humanos hay que tener instrumentos para luchar contra la impunidad de los que perpetran esas violaciones y esta “Ley Magnitsky” nos dota de un importante instrumento.  

¿Cuáles son los delitos o las violaciones de derechos humanos que contempla esta ley para que se impongan sanciones contra los responsables? 

Son inaceptables actos como el genocidio, los crímenes contra la humanidad, tortura, esclavitud, violencia sexual y de género, desapariciones forzosas y trata de seres humanos. Poner fin a estas violaciones es una prioridad para la Unión Europea y esta ley permite sanciones por estos actos.

Funcionarios del régimen de Daniel Ortega en Nicaragua ha sido señalado de cometer esos y otros actos. ¿Esto los hace en candidatos directos de sanciones? 

Antes de tener esta ley la Unión Europea ya tenía la posibilidad de establecer sanciones a personas individuales de determinados regímenes políticos. Ya seis personas del régimen de Nicaragua han sido sancionadas, por lo tanto, podemos decir que antes de esta ley el régimen de Nicaragua ha sido sancionado. Nos preocupa muchísimo la crisis de Nicaragua, la situación que se está viviendo, la vulneración de los derechos humanos.  

Desde luego, pedimos que esta situación cese y se pueda dar una salida política a esta difícil situación que vive el pueblo de Nicaragua.  

Daniel Ortega y Rosario Murillo han sido señalados directamente de cometer todos esos delitos. Otros colegas suyos han pedido sanciones directas contra la pareja presidencial. ¿Usted cómo lo ve? 

Creo precisamente que esta ley que hemos aprobado va dirigida a que se puedan producir este tipo de sanciones. La ley exige que podamos constatar los hechos por los que estas personas son sancionadas y este es un camino que debemos transitar.

LEA: Eurodiputado José Ramón Bauzá: “Se debe sancionar a los hijos de Ortega y Murillo”  

Hay una responsabilidad claramente del régimen en lo que está pasando y el responsable directo es Ortega. Eso es claro.  

 

Usted ha insistido que para la imposición de sanciones baste con que una mayoría de Estados de la Unión las apruebe y que no sean por unanimidad, sin embargo, esto no se logró. ¿Por qué? 

 Esto es algo que veníamos pidiendo desde hace tiempo, sin embargo, no lo hemos conseguido. Vamos a seguir trabajando, pero por ahora se requiere unanimidad. Nosotros entendemos que derechos humanos no pueden ser objeto de veto y la Unión Europea no puede tardar en tener una reacción importante cuando están identificados los responsables de la vulneración de derechos humanos, libertades, de la dignidad de las personas. No puede tardar un mes, dos meses, en tomar una decisión por unanimidad.  

Otro aspecto que para nosotros era fundamental, era introducir la corrupción como uno de los actos que debe ser susceptible a sanciones, sin embargo, la corrupción ha quedado fuera.  Pero vamos a seguir trabajando para que se incluya. Los regímenes dictatoriales tienen a la corrupción como una importante arma de represión.  

 Las últimas sanciones de la Unión Europea anunciadas en 2019 a funcionarios nicaragüenses, y prorrogadas en octubre pasado, fueron adoptadas por unanimidad. ¿Cree que podrían darse cambios dentro de las posiciones políticas de los Estados de la Unión respecto a la crisis de Nicaragua?  

Creo que la posición de la Unión Europea es muy clara en relación a Nicaragua. Se le pide al régimen que cumpla íntegramente los compromisos asumidos en marzo de 2019 con la oposición. Hay demandas muy claras que exigimos: un retorno seguro para todos los exiliados y la suspensión de cargos a todos los presos políticos excarcelados y la liberación de todos los presos políticos. También exigimos que se repongan los derechos y garantías civiles de las organizaciones de sociedad civil que han sido prohibidas.  

Pedimos que el régimen de Nicaragua coopere de forma plena con los organismos internacionales de derechos humanos. Es necesario que vuelva la Oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas y la CIDH. Pedimos que se trabaje de forma clara para reponer las garantías democráticas que permitan la celebración de unas elecciones libres, democráticas y justas en Nicaragua.  

Han pasado dos meses desde la última resolución del Parlamento Europeo sobre Nicaragua donde se exigía al Consejo de la Unión Europea la adopción inmediata de sanciones si se aprobaba en Nicaragua un tridente de leyes (Ley de Ciberdelitos, Ley de Agentes Extranjeros y cadena perpetua), la aprobación ocurrió, pero las sanciones no han llegado. ¿Qué podemos esperar en este sentido, estas resoluciones son vinculantes o no? 

Esas tres leyes eran un avance del deterioro de la situación democrática, se hizo un llamado claro al régimen. En relación a las sanciones tenemos que tener muchísimo cuidado para que sean individuales y en ningún caso puedan perjudicar a la difícil situación económica y social que ya vive el pueblo de Nicaragua.  

 MÁS NOTICIAS: Nicaragua toca fondo en derechos humanos: Ortega viola al menos 25 de los 30 artículos de la Declaración Universal

Toda nuestra presión política, económica y de sanciones será contra responsables directos del régimen. En ningún caso perjudicaremos la delicada situación del pueblo nicaragüense.  

 Hablando de evitar daños al pueblo, ¿usted está a favor o en contra de la expulsión de Nicaragua del Acuerdo de Asociación de la Unión Europea con Centroamérica? 

 Tenemos que avanzar en nuestra presión y en nuestro diálogo con el régimen de Nicaragua, y creo que en este proceso debemos utilizar todos los instrumentos que tenemos a nuestra disposición y no descartar ninguno. 

 ¿Qué posibilidad hay de un nuevo debate de la situación de Nicaragua en el Parlamento Europeo? 

 Nicaragua va seguir presente en debates del Parlamento Europeo, estamos muy comprometidos con esta situación. Después de la resolución de octubre en la que pedimos que no se aprobaran determinadas leyes, hubo una audiencia dedicada a Nicaragua en la Comisión de Asuntos Exteriores y la Subcomisión de Derechos Humanos. El debate va seguir vivo en la agenda política del Parlamento el próximo año.  

 A propósito de las elecciones en Venezuela que han sido desconocidas por la Unión Europea por falta de condiciones democráticas, ¿podríamos esperar este tipo de reacciones en las elecciones de Nicaragua si no se dan las condiciones para unos comicios transparentes? 

 Vamos a trabajar para que sí se den unas elecciones democráticas que es lo que permite una salida política a esta crisis. Si no se dan estas condiciones la Unión Europea no las podrá blanquear, no blanquearemos un proceso electoral antidemocrático en Nicaragua. Por eso la Unión Europea no manda una Comisión de Observación Electoral si no se dan unas condiciones mínimas de que hay libertad donde la gente va poder ir a votar y donde los partidos políticos puedan concurrir en igualdad de condiciones. Si esto no se da, no se puede contar con la Unión Europea para que avale ningún intento de un régimen dictatorial en blanquear su rostro.   

Que no quepa duda, la Unión Europea no blanqueará ningunas elecciones de un régimen dictatorial.