La Corte de Apelaciones del Noveno Circuito de Estados Unidos decidió este lunes poner fin al Estatus de Protección Temporal (TPS) que otorgaba permitía residir de manera legal en ese país a los beneficiarios de Nicaragua, Haití, El Salvador y Sudán. 

En 2017 y 2018, la administración Trump intentó acabar con el TPS para los beneficiarios de estos países, pero un juez resolvió impedir que el Ejecutivo pusiera fin al programa. Esa decisión es la que anuló hoy la Corte de Apelaciones de Estados Unidos. 

El TPS es un programa migratorio creado en 1990 con el que Estados Unidos concede permisos de residencia y trabajo de forma extraordinaria a los ciudadanos de países afectados por conflictos bélicos o desastres naturales. 

MÁS NOTICIAS: Ortega establecerá cadena perpetua en Nicaragua

¿HASTA CUÁNDO TIENEN PARA SALIR? 

Tras la orden judicial, los beneficiarios del TPS tienen un plazo de hasta 120 días a partir de la entrada en vigor de la orden para salir del país. De lo contrario, serían deportados. 

Organizaciones que defienden los derechos los migrantes en Estados Unidos estudian la posibilidad de apelar la sentencia, que consideraran una medida de separación de centenares de miles de familias con hijos que son estadounidenses. 

MÁS NOTICIAS: Michelle Bachelet solicita ingreso de una misión de la ONU a Nicaragua

En el caso de Nicaragua, Estados Unidos concedió el TPS en 1998 fue tras el paso del devastador huracán Mitch por Centroamérica. Según datos del Departamento de Seguridad Nacional el beneficio ampara a unos 5,300 nicaragüenses desde hace 22 años. 

Compartir: