Estados Unidos llamó nuevamente al régimen de Daniel Ortega a establecer las condiciones necesarias para tener elecciones libres, justas y transparentes en Nicaragua. De lo contrario, habrá “mayores sanciones”.  

“Volver al status quo de antes de las protestas de abril de 2018, o incluso mantener el status quo actual, no es una opción para ellos. Y esto es algo que esperamos que entiendan muy, muy claramente”, advirtió este jueves el jefe de la diplomacia estadounidense para América Latina, Michael Kozak.

Estados Unidos insiste en que Daniel Ortega y Rosario Murillo enfrentarán una “masiva presión internacional” si no garantizan elecciones libres al considerar que mantener la situación actual “no es una opción”. 

MÁS NOTICIAS: Embajador Carlos Trujillo insta a la OEA a poner foco en Nicaragua por leyes totalitarias de Ortega

Kozak anunció que Estados Unidos y varios países de la región presentarán un proyecto de resolución durante la próxima Asamblea General de la Organización de Estados Americano (OEA) “para abordar la situación de los derechos humanos en Nicaragua y sentar las bases del proceso electoral del próximo año”.  

El 19 de julio del año pasado Ortega prometió una reforma electoral de cara a las elecciones generales previstas para noviembre de 2021. La oposición ha presentado ya una propuesta unificada, pero hasta ahora el régimen no ha dado señales de impulsar lo cambios necesarios.

DESCARTAN CAMBIOS EN LA POLÍTICA HACIA NICARGUA 

El funcionario estadounidense explicó que la política de Washington hacia Managua es “bipartidista”, y descartó cambios el demócrata Joe Biden ganara las elecciones presidenciales al republicano Donald Trump.  

“Recibo llamadas telefónicas y correos electrónicos todos los días de demócratas progresistas que solían simpatizar bastante con el proyecto sandinista en Nicaragua, que nos están criticando por no presionarlos lo suficiente”, comentó durante una video conferencia del Departamento de Estado

MÁS NOTICIAS: Madres de Abril golpean la mesa y exigen unidad de la oposición por el sacrificio de sus hijos

Hasta ahora Estados Unidos ha sancionado al menos 21 funcionarios, instituciones y empresas del régimen de Daniel Ortega vinculados en violaciones de derechos humanos y abusos de corrupción.  

Entre los sancionados están tres hijos de Ortega, su esposa, Rosario Murillo y varias de sus empresas familiares.  

Compartir: