Los jueces nicaragüenses “se han convertido en el brazo ejecutor” de la represión del régimen de Daniel Ortega contra los presos políticos y la oposición, por eso podrían ser objeto de las próximas sanciones de la Unión Europea, adelanta la eurodiputada Soraya Rodríguez.  

La portavoz de la subcomisión de Derechos Humanos del Parlamento Europeo también destaca la importancia de perseguir las “operaciones ilícitas del régimen Ortega Murillo y sus colaboradores” a nivel internacional.  

En ese sentido, dice, las sanciones a Rosario Murillo y dos de sus hijos han tenido un impacto real sobre el régimen.  

“Ortega, Murillo y a sus hijos se han convertido en una sociedad anónima familiar que extorsiona a Nicaragua a través de la corrupción. La corrupción alimenta a las peores dictaduras y este caso es de libo en Nicaragua”, señala Rodríguez en esta entrevista con DESPACHO 505. 

MÁS NOTICIAS: Unión Europea «deplora» confiscación del edificio de la OEA y llama a Ortega a respetar convenios internacionales

¿Cuál es su valoración sobre la presión ejercida por la Unión Europea en estos cuatro años de crisis en Nicaragua? 

La deriva del régimen en estos cuatro años ha sido muy profunda y la represión ha seguido llegando al momento actual donde podemos calificar a Nicaragua como una de las peores de América Latina.  

Advertisement. Scroll to continue reading.

En cuanto a lo que hemos hecho, tenemos que recordar que el Parlamento Europeo, cuando al principio estábamos viendo medidas legislativas del régimen para aumentar la represión, adoptamos una resolución y dijimos que eran leyes para reducir la libertad en el país y encarcelar a todos los políticos que querían presentarse a unas elecciones. 

En ese momento ya desde el Parlamento hicimos una resolución denunciando la deriva de estas leyes, posteriormente denunciamos la farsa electoral de Ortega. Esto ha impedido que la comunidad internacional pudiera dar la más mínima credibilidad o legitimidad al resultado de una apariencia electoral.  

Paralelamente hemos estado incrementando la presión sobre el régimen con sanciones individuales a 21 personas y tres entidades. Entre esas personas se encuentra Rosario Murillo y dos hijos de la pareja presidencial.  

¿Por qué consideran importante las sanciones a la familia presidencial y qué se puede esperar a corto plazo en cuanto a nuevas designaciones? 

Esto tiene mucha importancia porque, personalmente, he pedido siempre en el Parlamento que había que sancionar a Ortega, a Rosario Murillo y a sus hijos porque ellos se han convertido en una sociedad anónima familiar que extorsiona a Nicaragua a través de la corrupción. La corrupción alimenta a las peores dictaduras y este caso es de libo en Nicaragua.  

Estamos ahora mismo en disposición de ampliar este paquete de sanciones y creo que los jueces nicaragüenses que se han convertido en el brazo ejecutor de la represión, como lo estamos viendo en las últimas sentencias contra los presos políticos, deben ser sancionados por la Unión Europea.  

Pero déjeme decir que han tenido una enorme trascendencia las sanciones a Murillo y a sus hijos porque aparecen como personajes interpuestos en empresas pantallas que extorsionan claramente al país. 

Advertisement. Scroll to continue reading.

¿Se ha hablado de la posibilidad de suspender a Nicaragua del Acuerdo de Asociación, pero el Alto Representante Borrell lo ha descartado? ¿Qué otras medidas se valoran? 

Se puede hacer más. Nosotros estamos pidiendo que cualquier organismo financiero internacional pueda actuar frente a esta situación. Hemos pedido al Grupo de Acción Financiera Internacional (GAFI), que establezca la coordinación necesaria con la Oficina de Control de Activos Extranjeros de Estados Unidos con fin de garantizar la seguridad financiera internacional frente a las operaciones ilícitas del régimen Ortega Murillo y sus colaboradores. Hay altos colaboradores del régimen que están sancionados también. Asimismo, hemos pedido impedir cualquier tipo de operación comercial y movimiento de cualquier activo financiero diverso que puedan estar a su nombre o a través de sociedades y pantallas interpuestas.  

El régimen de Ortega lo que hace cuando pide un préstamo, que finalmente no es para el país, sino para la corrupción, lo que hace es extorsionar al pueblo de Nicaragua que sufre su represión e hipotecar su futuro a través de este tipo de préstamos.  

Tenemos un camino por recorrer en cuanto a sanciones para aislar al régimen sin afectar al pueblo. La presión internacional está haciendo mucho daño.  

¿Qué esperan del Grupo de Expertos sobre Nicaragua que creará la ONU? 

Cuando el Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas aprobó establecer un mecanismo de investigación y rendición de cuentas para Nicaragua para recopilar, analizar, documentar y, sobre todo, preservar información sobre las violaciones de derechos humanos, esto es muy importante. Hay que reconocer que es claramente una victoria de la sociedad civil que señala como, desde el Parlamento Europeo, desde la Comisión Europea, lo hemos demandado.  

A pesar de que se le negara la entrada se debe seguir trabajando. Por lo tanto, este camino es de dos vías: por una parte, sanciones al régimen, aislamiento, no reconocimiento y, por otro lado, apoyo rotundo a la sociedad nicaragüense.  

Advertisement. Scroll to continue reading.

¿Ustedes como Parlamento impulsarían a un Estado de la Unión Europeo llevar esta denuncia a la Corte Penal Internacional una vez esté listo ese informe de la ONU? 

Tenemos un precedente y es que la Corte Penal Internacional ha abierto diligencias preliminares contra la dictadura de Venezuela. La represión de los derechos humanos, de las libertades, lo que está sucediendo en Nicaragua, creo que hace absolutamente necesario y da un valor fundamental a este mecanismo creado en la ONU, porque precisamente para poder hacer una actuación de este tipo, para que la Corte Penal Internacional abra una investigación preliminar, todos estos datos que se van a recopilar son fundamentales. Yo le doy mucha importancia a la creación de este mecanismo. El valor que va a tener una documentación de lo que está pasando. Esto será para que pueda haber responsabilidades penales, para que se pueda responder ante los tribunales nicaragüenses y la justicia internacional.  

Esto manda un mensaje muy importante a Daniel, a Rosario, a los funcionarios de este régimen: la impunidad no es para siempre, que empiecen a pensarlo muy claramente.  

Para finalizar, si bien la agenda de las instituciones europeas está dominada por la guerra en Ucrania, ¿podemos esperar que se incorpore el tema de Nicaragua en las próximas semanas? 

En Europa estamos viviendo una situación dramática. Tenemos la guerra en suelo europeo por la invasión a Ucrania, que, por cierto, el régimen de Ortega no ha denunciado.  

Pero Nicaragua sigue estando en la agenda política y en las prioridades de la agenda europea. El Parlamento Europeo distintos grupos estamos muy movilizados y mantenemos la agenda política sobre Nicaragua. Es uno de los países que más hemos llevado resoluciones al pleno. Vamos a seguir estando para que haya compromisos de la Unión Europea, que haya proyectos que lleguen con organizaciones directamente al pueblo. 

También estamos abiertos al diálogo, pero desde luego no al diálogo con este régimen, queremos un diálogo con la sociedad de Nicaragua. Por lo tanto, queremos la liberación inmediata de los presos políticos, que haya una interlocución que represente a la sociedad nicaragüense para acompañar a una transición hacia la democracia que solamente va a poder hacer el pueblo de Nicaragua.  

Advertisement. Scroll to continue reading.