El reconocido dirigente opositor de la ciudad de Rivas, José Ángel Granados, pereció trágicamente la tarde del domingo, tras ser arrastrado por una corriente marina, cuando se bañaba en las peligrosas aguas de playa Amarillo del municipio de Tola, en compañía de cuatro amigos.

Granados de 46 años, había llegado a recrearse a las costas de playa Amarillo, en horas del mediodía y “cuando ingresó al mar a eso de las 5:30 p.m., para darse el último chapuzón, fue arrastrado por una corriente marina y ya no pudo salir con vida”, explicó uno de sus amigos.

LEA TAMBIÉN: Asesinato de niñas en Mulukukú fue fríamente calculado

Agregó que al momento de la tragedia, todos se encontraban en el mar, pero que una corriente marina los empezó a alejar de la zona costera y que a partir de ese instante iniciaron a luchar por sus vidas.

“Yo gracias a una ola que me empujó, logré tocar nuevamente con mis pies, el fondo del mar y a como pude salí a la costa. Los otros tres amigos también lograron salir y sólo faltaba José Ángel, y lamentablemente 20 minutos después vimos flotar su cuerpo a unos 30 metros en dirección norte de donde se encontraba, al momento de ser arrastrado por la corriente”, relató.

En las redes sociales, muchos usuarios se mostraban consternados por la noticia y a la vez lamentaban su muerte.

FUE PRESIDENTE DEPARTAMENTAL DEL CSE

A inicios de la década del 2000, Granados fue presidente del Consejo Electoral Departamental de Rivas y actualmente era vicepresidente departamental del partido Ciudadanos por la Libertad, con el que participó como candidato a alcalde en el municipio de Tola, en las elecciones municipales del 2017.

En el 2008, también fue candidato edilicio de Rivas, por el partido Alianza Liberal Nicaragüense y el 7 de septiembre del 2018, fue apresado por protestar en contra del régimen de Daniel Ortega, según declaraciones que brindó en esa ocasión su mamá, Angélica Centeno.

LEA TAMBIÉN: Encierro domiciliario y vigilancia continua: así intimida la Policía a opositores

Además de estar inmerso en la política, Granados también se dedicó a emprender un negocio turístico en una paya de Tola, donde fungía como presidente de la Cámara Nicaragüense de la Micro, Pequeña y Mediana Industria Turística, Cantur.

Compartir: