Los actos de incriminación al amparo de la Ley de Ciberdelitos por parte de funcionarios del Ministerio Público continúa contra periodistas independientes. Este martes, el turno fue para el Editor en Jefe del diario La Prensa, Eduardo Enríquez y el editor del mismo diario, Fabián Medina, quienes después de comparecer ante la Fiscalía por el caso de lavado de dinero contra la Fundación Violeta Barrios de Chamorro (FVBCh), aseguraron que los fiscales que los atendieron por separado les afirmaron que lo que escriben en este medio de comunicación “es un delito”.

Según Medina, durante la entrevista se le preguntó sobre sus vínculos con la FVBCh, a lo que respondió que no existía conexión alguna con la Fundación, pero destacó que la tónica de las preguntas giraron en torno a las publicaciones que realizaba en La Prensa y que representaban un delito por considerarlas noticias falsas.

MÁS NOTICIAS: Editor General de La Prensa comparece ante la Fiscalía, pero le reprograman la cita

“Lo que insistió bastante la fiscal que me entrevistó es en lo que yo hacía, las fuentes, quiénes eran, que si yo sabía que por ejemplo una opinión que yo di en mi columna es un delito porque no lo estoy demostrando (…) fue muy insistente en que muchas de las cosas que yo estaba haciendo, por el hecho de opinar, -incluso mi columna me leyó una parte -, era delito”, manifestó el editor de La Prensa.

Medina señaló que estas acusaciones son una campanada de alerta para el periodismo independiente porque considera que “lo que veo es que hay un intento de convertir el ejercicio del periodismo es un delito a través de definir ellos qué cosa es la mentira”.

“Se trata de tocar un derecho fundamental se la sociedad nicaragüense de que podamos o no, seguir haciendo periodismo sin temor a que nos echen preso”, destacó Medina, que además expuso que estos señalamientos no fueron puestos en la declaración brindada.

Por su parte, el Editor en Jefe de La Prensa también señaló que la fiscal que lo atendió le incriminó sobre las publicaciones que se hacían en ese diario eran “noticias falsas”.

Acusaciones de “noticias falsas”

“Lo curioso que no queda plasmado en la declaración es que de repente te empiezan a hablar de ciberdelitos y de que nosotros publicamos noticias falsas, lo cual fui muy claro en decir que eso no tenía ningún sentido”, refirió Enríquez, que calificó el comentario de la fiscal como “una falta de respeto”.

MÁS NOTICIAS: ¿Qué se llevó la Policía de la casa de Cristiana Chamorro?

El Editor en Jefe de La Prensa dejó claro que ante la insistencia de la fiscal en hacerle señalamientos por las publicaciones en ese diario, esta no presentó evidencias de lo que afirmó.

“Me dice, es que a veces leo el periódico y leo noticias que me desinforman, entonces yo le digo, bueno ¿tiene un ejemplo usted de eso?, y me dice: no lo tengo aquí en este momento. Entonces, no podemos hablar en específico de esas cosas», expuso Enríquez.

A Enríquez le llamó la atención que el régimen haga uso de esta Ley en un contexto en el que el periodismo independiente es acechado por las políticas represivas de la dictadura.

“Me llama la atención que hagan uso de esta ley, que es una ley represiva y que la mencionen en este momento. Yo me imagino que tratan de amedrentar a las personas, porque ni siquiera queda plasmado en la declaración sino que lo tiran como comentario”, expresó Enríquez.

Más periodistas señalados

Esta misma situación le ocurrió el pasado martes el periodista del medio de comunicación Divergentes, Wilfredo Miranda, que también fue citado ante la Fiscalía para entrevistarlo sobre vínculos con la FVBCh.

MÁS NOTICIAS: Félix Maradiaga comparece ante la Fiscalía sin saber de qué se le acusa

A Miranda la fiscal Heydi Ramírez lo señaló de violentar la Ley de Ciberdelitos, conocida como “Ley Mordaza”, y lo acusó de mentir en los artículos que ha elaborado en los que señala las arbitrariedades cometidas por Ortega contra la ciudadanía.

Otra decena de periodistas han sido llamados ante la Fiscalía para comparecer por el caso de supuesto lavado de dinero contra la FVBCh, lo que ha sido considerado por críticos como una arremetida contra le periodismo independiente.

Compartir: