El presidente interino reitera que se ha centrado en el cese de la usurpación de poder, un Gobierno de Transición y en elecciones libres. Maduro, a la misma hora, se aferra al poder amparándose en la Constitución, ataca a Pedro Sánchez y da otro ultimátum a Trump.

El presidente interino de Venezuela, Juan Guaidó, convocó a una particular conferencia de prensa ante miles de ciudadanos en la que, además de lanzar algunas bromas, mandó un mensaje a Nicolás Maduro a terminar con la usurpación de la Presidencia, y anunció una Ley de Amnistía para los funciones que den la espalda al régimen.

Mientras Guaidó expresaba un discurso esperanzador desde la plaza Simón Bolívar, en el municipio metropolitano de Chacao, Nicolás Maduro contraatacaba desde el Palacio de Miraflores, aduciendo que el legislador no tuvo la decencia de ponerle barniz a su juramento, al ampararse en el artículo 233 de la Carta Magna.

El joven opositor, que se autoproclamó presidente interino el pasado miércoles, se fijó como objetivo terminar con la usurpación del poder de parte de Maduro, crear un Gobierno de Transición y convocar a unas elecciones transparentes.

“No he abandonado el cargo ni lo abandonaré”, respondió Maduro casi en simultáneo, además cuestionó la forma en que Guaidó se proclamó presidente, ya que, según él, no siguió lo que estipula la Constitución venezolana. “”Si fueran consecuentes, ellos deberían ya haber convocado elecciones”. El dictador se amparó en la misma Carta Magna y dijo ser víctima de un golpe de Estado, apoyado por el gobierno de Estados Unidos.

Guaidó, además, apeló a la conciencia de las familias de militares para que estos se pongan del lado del pueblo. En ese sentido, llamó a los funcionarios públicos y militares a unirse a su causa: “Todo aquel funcionario que quiera ponerse del lado de la Constitución, será bienvenido”.

Durante la intervención que se extendió por más de una hora, lanzó un mensaje a militares. “Llegó el momento de ponerse de lado de la Constitución, de respetar al pueblo de Venezuela, póngase de lado del pueblo, tendrán los próximos días varias pruebas importantes, primero con su conciencia, ¿van a reconocer a este legítimo poder?”.

Guaidó inició su discurso pidiendo un minuto de silencio por los 29 fallecidos durante las protestas de esta semana, cuando miles de venezolanos salieron a las calles el 23 de enero reciente para exigir el fin de la dictadura de Nicolás Maduro.

El legislador habló de reabrir el canal de televisión Radio Caracas Televisión (RCT), llamó a los cubanos a dejar Venezuela “Más que un libertador, yo prefiero ser un servidor público para ustedes”, dijo en el mitin a la que asistieron decenas de ciudadanos.

Juan Guaidó el día que se juramentó presidente interino de Venezuela.

Entre otros puntos, Guaidó dijo que los US$20 millones en ayuda humanitaria, prometidos por Estados Unidos, serán canalizados por oenegés como Cáritas y Cruz Roja para que así lleguen a los más necesitados.

Habló de proteger los activos de Venezuela e instó a los funcionarios diplomáticos que se encuentren en sedes venezolanas en el exterior a mantenerse en sus puestos para no “desproteger a los venezolanos”. “”Quédense atendiendo a su pueblo”, mencionó. Una funcionaria en Houston lo reconoció, contó.  

Por su parte Maduro, en su encuentro con la prensa internacional, insistió al presidente Donald Trump la orden de retirar a los funcionarios diplomáticos que aún permanezcan en Caracas. “Esperemos las 72 horas. El Gobierno de Estados Unidos tiene que cumplir”.

APOYO DE LA UE

El presidente interino reiteró la necesidad de aumentar el apoyo de la comunidad internacional, y aunque la Unión Europea no lo ha reconocido como presidente, espera que lo haga pronto. El bloque europeo ha abogado hasta el momento por elecciones prontas en Venezuela.

El ministro de Asuntos Exteriores de España, Josep Borrell, aseguró minutos antes de las comparecencias de ambos políticos, que el Gobierno ha propuesto a sus socios de la UE que exija al  régimen de Maduro elecciones libres con supervisión internacional, de lo contrario reconocerán a Guaidó para que este convoque a elecciones.

VEA: Galería | Así fue la juramentación de Juan Guaidó

Nicolás Maduro  calificó la declaración del jefe de la diplomacia española como “insolente”, y atacó al presidente Pedro Sánchez por no haber llegado al cargo de presidente a través de una elección popular. “No tienen moral para ponerle un ultimátum a Venezuela. Nos plantamos frente a España y ante su racismo”, alegó.

“Si quieren pueden irse a España con todo y su embajador. Ya mismo, para eso hay bastantes vuelos a Madrid desde Venezuela”, señaló Nicolás Maduro.

El líder opositor convocó a una manifestación masiva para la próxima semana, por lo que pidió a los ciudadanos contundencia para acabar con el régimen. Finalmente, mandó un mensaje a los venezolanos en el exterior: “Los extrañamos”.

Compartir: