A raíz de la emergencia, el Gobierno hondureño declaró un toque de queda que ha sido extendido hasta el 28 de junio.

La cifra de muertos en Honduras a causa del coronavirus aumentó este jueves a 343 con siete nuevos casos confirmados, en tanto que los contagiados ya suman 10,739, informó el Sistema Nacional de Gestión de Riesgos (Sinager).

De 1,111 nuevas pruebas de laboratorio efectuadas en las últimas 24 horas, 440 dieron positivo, para elevar a 10,739 los casos de contagio con Covid-19 a nivel nacional, indicó el organismo estatal en cadena de radio y televisión.

Señaló que, de los 440 nuevos casos, 209 corresponden al departamento de Francisco Morazán, donde se localiza Tegucigalpa, la capital, la segunda región más afectada por la enfermedad.

MÁS EN NOTICIAS: Guatemala y Costa Rica disparan contagios de coronavirus

El Sinager también registró 144 nuevos contagios en el departamento de Cortés, en el norte del país, que sigue siendo la de mayor incidencia del coronavirus, con 5,506 del total de casos.

Del total de casos positivos, 933 personas permanecen hospitalizadas, de las que 590 están en condición estable, 295 graves y 48 en cuidados intensivos.

Uno de los pacientes ingresados es el presidente hondureño, Juan Orlando Hernández, quien ha dado positivo por COVID-19, además de presentar un cuadro de neumonía.

El infectólogo hondureño Tito Alvarado dijo hoy más temprano que Hernández seguirá hospitalizado al menos dos semanas mientras se somete a los tratamientos para superar la enfermedad, pero se encuentra “bien de salud, progresando y alegre”.

El gobernante, de 50 años, anunció el martes que él y su esposa, Ana García, contrajeron el Covid-19, por lo que un día después fue ingresado al Hospital Militar, desde donde atiende sus deberes vía teletrabajo.

Las autoridades además confirmaron el fallecimiento de siete personas por Covid-19, lo que eleva a 343 los decesos en el país.

MÁS NOTICIASOrtega prepara desfiles patrios pese a la pandemia

Cinco de los nuevos muertos son de Cortés, el departamento de mayor movimiento comercial, industrial y económico del país, y dos en Francisco Morazán.

El organismo estatal reportó también 63 pacientes recuperados, con los que aumentó a 1,179 la cifra de los que han salido bien librados del virus.

El Sinager reiteró hoy su mensaje a la población para que permanezca en casa y no salga si no tiene necesidad de hacerlo, por considerar que el aislamiento social es la mejor forma para evitar contraer el coronavirus en Honduras, donde los primeros tres casos confirmados con la enfermedad se registraron el 11 de marzo.

A raíz de la emergencia por el coronavirus, el Gobierno hondureño declaró un toque de queda desde a mediados de marzo, que ha sido extendido hasta el 28 de junio.

Médicos y autoridades hondureñas advirtieron hoy que la capital de Honduras puede convertirse en el nuevo epicentro de la pandemia en Centroamérica, debido al rápido aumento de los casos en la ciudad.

“Si no se toman decisiones oportunas, Tegucigalpa será la capital del coronavirus en Centroamérica, porque estamos cerca de superar a otras ciudades de la región”, dijo a periodistas el médico internista Omar Videa.

El panorama para el Distrito Central, que conforman las ciudades de Tegucigalpa y Comayagüela, en las próximas semanas “no es nada alentador”, subrayó el médico internista, quien además expresó su preocupación por las altas cifras de contagios en la capital.

Compartir: