A menos de cuatro meses de que se lleven a cabo las elecciones generales en Nicaragua, Daniel Ortega anunció este 19 de julio un incremento de un 5% en el Presupuesto General de la República y en el salario de los trabajadores del Estado, el que será efectivo a partir del mes de agosto.

La sancionada Rosario Murillo, vocera del régimen de Ortega, detalló que el ajuste salarial asciende a 675 millones de córdobas. Asimismo, explicó que entre el Ministerio de Educación y Salud representan el 70% de la nomina estatal.

LEA TAMBIÉN: Ortega amenaza y reafirma control sobre el Ejército y la Policía: “El pueblo armado jamás será aplastado”

El presupuesto de ingresos aprobado por la Asamblea Nacional a finales del año pasado, ascendía a un poco más de 80,671 millones de córdobas y el de egresos era de 81,528 millones de córdobas, lo que generaba un déficit de 857.6 millones de córdobas.

El economista Luis Murillo señaló que la medida beneficiará a los 120 mil trabajadores del Estado, pero significará un aumento del déficit, el cual no es “desequilibrado”.

El experto explicó que la reforma tributaria generó un aumento en los niveles de ingresos, sin embargo, consideró que se trata de una medida populista cuyo objetivo es “captar votantes, pero sobre todo del sector público, 120 mil personas”.

BASTA UNA ORDEN DE ORTEGA

Otro economista consultado, y que prefirió el anonimato, dijo que se desconoce si el Poder Ejecutivo envió la propuesta de reforma al Presupuesto a la Asamblea Nacional para realizar dicho incremento de salario, sin embargo, agregó que basta una orden de Ortega para que se apruebe.

“Pero ya sabemos que cualquier cosa dictada desde el Ejecutivo va a tener un sí en el Legislativo. Lo adecuado en un sistema democrático funcional, pero aquí si él (Daniel Ortega) lo dice, lo va a hacer y realmente es un indicador de la fragilidad institucional”, manifestó un economista que pidió omitir su nombre por temor a represalias.

LEA TAMBIÉN: Urnas Abiertas insta a la población a denunciar anomalías en la verificación ciudadana

La fuente considera que no se mejora el bienestar de los trabajadores aumentando el salario nominal, “por eso se llama populismo, porque en el corto plazo genera popularidad a tus allegados, a tus adeptos, a quienes va dirigido, pero no generas un bienestar real”.

Asimismo, añadió que el salario real de los empleados se mejora cuando hay aumento de la inversión extranjera, de la actividad económica, con precios competitivos.

“Definitivamente es una medida para generar mayor nivel de consenso, en un sector donde ellos tienen interés donde no hay un ápice de duda de que van a votar por ellos”, manifestó el economista.

Compartir: