Edmundo Jarquín analiza en su nueva obra el posible enjuiciamiento internacional contra Daniel Ortega y Rosario Murillo, la posible salida pacífica, incluida las reformas electorales, y sus consecuencias económicas.

Edmundo Jarquín, coordinador y coautor del libro “Nicaragua, el cambio azul y blanco. Dejando atrás el régimen de Ortega”, es optimista y considera que existe la posibilidad de salir de la dictadura de Daniel Ortega por medios pacíficos.

No obstante, para lograrlo, considera que es necesario realizar las reformas electorales necesarias que garanticen elecciones libres y transparentes.

En su obra analiza un posible enjuiciamiento internacional contra Daniel Ortega y Rosario Murillo por la violación de los Derechos Humanos, así como el papel de los diversos actores y sus condicionantes internos e internacionales, las propuestas de salida pacífica, incluida la reforma electoral, y sus consecuencias económicas”.

LEA: Si Ortega no autoriza, la OPS no podrá ayudar a contener al Covid-19 en Nicaragua

Los autores plantean la posibilidad por primera vez en la historia de Nicaragua para cambiar una dictadura por medios pacíficos, sin la polarización que deriva de una guerra civil o una intervención militar, y en esta posibilidad radica la oportunidad de construir una convivencia democrática de todos los nicaragüenses.

Despacho 505 conversó con Edmundo Jarquín sobre la nueva producción “Nicaragua, el cambio azul y blanco. Dejando atrás el régimen de Ortega” y la posibilidad de salir del régimen opresor.

¿Qué pueden esperar los lectores del libro?

Antes que todo, es un libro colectivo, de varios autores. Soy coordinador y coautor, y preparé la introducción. Eso asegura diversas temáticas, según la especialidad de los autores y pluralidad política, pero bajo un enfoque coherente: explicar los antecedentes y naturaleza de la crisis que se gestó a partir de abril de 2018. Hasta entonces había una gran complacencia nacional e internacional con el régimen de Ortega, pero la naturaleza del mismo acumulaba agravios en contra de diversos sectores sociales.

LEA: Miedo a morir en un hospital público de Nicaragua

En determinado momento, esos agravios y el resentimiento político que provocaban, se sincronizaron y estallaron en abril de ese año. Las protestas iniciales por las reformas al seguro social solamente fueron la chispa que luego incendió la pradera.

Como decimos en la Introducción del libro “El gobierno reaccionó con el método que en otras ocasiones había resultado exitoso para sofocar protestas sociales o políticas: golpizas y agresiones por parte de las fuerzas de choque fieles al Frente Sandinista; o bien, toma de espacios públicos por partidarios y trabajadores del Estado para mostrar respaldo popular; y cuando lo anterior no funcionaba, represión policial dosificada. Esta vez la fórmula no funcionó. Después vendrían las balas”.

¿Qué los inspiró a escribir este libro?

Año y medio antes de que estallara la crisis, en octubre de 2016, fundamentalmente los mismos autores, aunque hay algunos cambios, habíamos publicado “El régimen de Ortega. ¿Una nueva dictadura familiar en el continente?”. En este libro anticipábamos que una crisis del régimen era inevitable, aunque el momento a todos los coautores nos sorprendió pues la reelección de Ortega, un mes después, incluyendo a su esposa como Vicepresidenta, había sido recibida con la complacencia nacional e internacional que mencionamos.

En la primera cita de este libro referimos un artículo de Stephen Kinzer, buen conocedor de Nicaragua, que había publicado en agosto de 2016 en The Boston Globe en el cual proféticamente señala “ahora Nicaragua está reclamando su título como campeón del hemisferio en tiranías familiares”

¿Su expectativa con el libro?

Que contribuya a la discusión sobre la opción de solución pacífica a la crisis que ha planteado la oposición al régimen de Ortega y ayude a la unidad de esa oposición.

En la contraportada del libro usted plantea que es la primera ocasión que Nicaragua tiene que cambiar una dictadura por medios pacíficos, ¿en cuánto tiempo vaticina que podría concretarse esta opción?

En efecto, la opción de solución pacífica para cambiar a una dictadura evitará la entronización de un nuevo caudillo militar, que derive en dictadura. Esa solución es viable por diversas razones que resumo:

a). Nicaragua no tiene el interés geopolítico de Venezuela (China, Rusia, Cuba, USA, etc.); b). Por tanto, nuestro país es más sensible a las sanciones internacionales y a la presión nacional; c). Hay elecciones previstas en 2021 y hay presión nacional e internacional para que haya condiciones creíblemente democráticas, de lo contrario aumentarán las sanciones; d). El Ejército, en una diferencia con Venezuela, aunque no haya desarmado a los paramilitares, se ha comprometido como institución en varios comunicados a una solución pacífica y sería muy importante que reconozca que esa solución implica condiciones efectivamente democráticas en las elecciones de 2021. De lo contrario, la crisis se profundizará, con todas sus consecuencias.

¿Usted cree que en tan poco tiempo la oposición en Nicaragua pueda unirse para hacerle frente a Daniel Ortega en un proceso electoral transparente?

No tengo la menor duda que la oposición se unificará. Siempre hay partidos políticos subordinados a Ortega, pero esos ya los conocemos, y creo la Alianza Cívica (ACJD) y la UNAB (Unidad Nacional Azul y Blanco) sabrán separar la paja del grano.

LEA: Politólogo Humberto Meza: “Bolsonaro y Ortega, los gobernantes que niegan la pandemia”

¿Dónde estará disponible su libro?

Primero, quiero decir que el libro ha sido patrocinado por la Fundación para la Paz y la Democracia (FUNPADEM) de Costa Rica, que la fundó el ex Canciller de ese país (qepd), Rodrigo Madrigal Nieto, en los años 80, durante la crisis centroamericana.

El libro será presentado virtualmente durante la segunda quincena de junio en tres foros, uno centroamericano, otro en Estados Unidos y finalmente a nivel internacional, y cualquier persona se puede unir por internet a los foros. En Despacho 505 anunciaremos la página Web, y hasta el 30 de junio se podrá bajar libremente de la misma.

Posteriormente se imprimirán 1,000 ejemplares en Costa Rica y 1,000 en Nicaragua, y estará disponible a 5 dólares en librerías, los cuales se destinarán a una obra social de solidaridad con víctimas de la represión. También se podrá adquirir electrónicamente o en físico, según se indique en la web.

Edmundo Jarquín no solo es un político y un destacado profesional que ha ocupado importantes cargos en organismos internacionales como el Banco Interamericano de Desarrollo, (BID), sino que también es amante a la literatura.

En su prolífica carrera es autor de varias publicaciones sobre desarrollo y democracia. Su último libro, del cual fue coordinador y coautor es “El régimen de Ortega ¿Una nueva dictadura familiar en el continente?” en el 2016.

Compartir: