El cardenal Leopoldo Brenes descarta la versión de Rosario Murillo y asegura que fue un hecho planificado. La Policía Orteguista continúa con las investigaciones.

La Catedral de Managua fue víctima de un atentado la mañana de este viernes. Un sujeto desconocido lanzó una bomba en la capilla de la Sangre de Cristo y la imagen de 384 años de historia resultó seriamente afectada. Empresarios, organizaciones políticas, la ONU y Estados Unidos han demandado una investigación que esclarezca el hecho.

1. El cardenal Leopoldo se movilizó a la Catedral de Managua tras conocer que un hombre lanzó una bomba molotov a la capilla donde se encontraba la imagen de la Sangre de Cristo. MAYNOR VALENZUELA / D505
2. Estas religiosas fueron testigos del atentado. Según sus testimonios, un hombre entró al templo preguntando dónde estaba la imagen de la Sangre de Cristo. MAYNOR VALENZUELA / D505
3. La Policía Orteguista llegó a la escena. Según un comunicado difundido en la tarde noche del viernes, continúan las investigaciones. MAYNOR VALENZUELA / D505
4. El cardenal Leopoldo Brenes descartó la versión de la primera dama Rosario Murillo, quien aseguró que el incendio lo provocaron unas veladores que dejaron los devotos. MAYNOR VALENZUELA / D505
5. Devotos de la Sangre de Cristo llegaron a los patios de la Catedral, pero la Policía Orteguista impidió el ingreso. Las pesquisas continuaron hasta entrada la noche. MAYNOR VALENZUELA / D505
6. Un grupo de personas sostiene una imagen de la Sangre de Cristo, desde una de las entradas de la Catedral. MAYNOR VALENZUELA / D505
7. La quema de la imagen de la Sangre de Cristo provocó indignación nacional e internacionales. Estados Unidos pidió investigación de los hechos. MAYNOR VALENZUELA / D505
8. La Policía Orteguista en su comunicado dejó entrever que la causa del incendio un atomizador con alcohol. Brenes asegura: Fue un acto terrorista. MAYNOR VALENZUELA / D505
9. El cardenal Brenes asistió a la Catedral acompañado del clero de la Arquidiócesis de Managua. MAYNOR VALENZUELA / D505
10. El momento en que los jerarcas de la iglesia entran a la capilla de la Sangre de Cristo. MAYNOR VALENZUELA / D505
11. Así quedó la imagen de la Sangre de Cristo, una de las más veneradas del país. Tiene 382 años de historia. CORTESÍA / D505
12. El fuego casi arrasa con la imagen de la Sangre de Cristo. El papa Juan Pablo II se arrodilló en su capilla y había resistido a cuatro terremotos.  CORTESÍA / D505

Compartir:

¿Qué te pareció esta noticia?