Los sancionados hermanos Laureano y Rafael Ortega Murillo se encuentran de visita en Rusia como parte de la delegación oficial de Nicaragua que encabeza el canciller Denis Moncada y el ministro de Hacienda, Iván Acosta, en Moscú. Ambos acuden como funcionarios públicos del régimen de Daniel Ortega.

Laureano Ortega Murillo participa bajo el cargo “Representante Especial del Presidente de Nicaragua para las Relaciones con Rusia”, según una nota de prensa de la Cancillería rusa.

En el caso de Rafael Ortega Murillo no se justificó su participación. Tampoco ha sido mencionado en las notas de prensa del régimen de Daniel Ortega, pero este lunes se sentó en la mesa junto a su hermano Laureano en un encuentro con el ministro de Asuntos Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov.

MÁS NOTICIAS: Sputnik V “hecha en Nicaragua”: Ortega cumple un año ofreciendo a Rusia producir su vacuna anticovid

Durante el encuentro que se extendió durante al menos dos horas, al menos en público, los hijos de la pareja dictatorial no tuvieron intervención. La visita se cubre con fondos del Ministerio de Relaciones Exteriores de Nicaragua.

Según el ministro ruso, en el encuentro se abordó la cooperación bilateral de manera detallada y completa. “Vemos lo importante que es ahora garantizar el mayor avance de nuestra asociación estratégica en todas las áreas”, señaló.

SANCIONADOS

En 2019, Rafael y Laureano Ortega Murillo fueron sancionados por Estados Unidos por ser funcionarios del régimen de Daniel Ortega y cometer abusos de corrupción.

Rafael es el mayor de los hijos de Daniel Ortega y Rosario Murillo. Según el Departamento del Tesoro sus empresas son utilizadas “para financiar y lavar dinero para el régimen de Ortega”.

“Rafael Ortega es el administrador de dinero clave detrás de los esquemas financieros ilícitos de la familia Ortega. El Tesoro está apuntando a Rafael y las compañías que posee y usa para lavar dinero para apuntalar el régimen de Ortega a expensas del pueblo nicaragüense”, señaló Tesoro estadounidense.

MÁS NOTICIAS: “De la revolución no ha quedado nada”, Ortega “se ha convertido en otro tirano”, dicen disidentes sandinistas

Por su parte, Laureano Ortega Murillo fue sancionado por ejercer labores de funcionario público desde la Agencia Pro Nicaragua, donde “se dedicó a negocios corruptos en los que los inversionistas extranjeros pagaban por un acceso preferencial a la economía nicaragüense”.

Rafael Ortega es administrados de los negocios familiares, sirve a su padre, Daniel Ortega, como secretario privado, y tiene el bajo su control toda la red de radioemisoras del Frente Sandinista.

Desde la llegada de Ortega al poder, en 2007, se ha nombrado 24 asesores presidenciales. Entre los nombramientos publicados en La Gaceta no aparecen los nombres de Laureano, Camila, Maurice y Luciana Ortega Murillo, los hijos de Ortega con Rosario Murillo que figuran en delegaciones oficiales como asesores y ministros.

Compartir: