Desde el pasado 19 de julio, ya nada es igual en la vida de Luisa Rizo Laguna, de 73 años, una mujer del municipio de La Trinidad, Estelí, que ha estado marcada por tragedias, muertes e injusticias.

La tarde de ese fatídico 19 de julio, Rizo vio como asesinaban a sangre fría a su hijo Jorge Luis Rugama Rizo, de 44 años, luego de gritar “¡Viva Nicaragua Libre!” frente a su casa de habitación.

Rizo Rugama considera que el sistema judicial dejará libre al asesino de su hijo, porque alegan problemas de salud mental.

“Jorge Luis era el único hijo que me quedaba de los cuatro que traje al mundo, ya que las tragedias me los fueron arrebatando uno por uno, incluyendo al papá de ellos y aunque hay suficientes pruebas de que fue asesinado injustamente y sin mediar palabras, creo que al acusado lo van a dejar libre en el juicio, porque la justicia que tenemos en este país, sólo está a favor del criminal”, relató Rizo.

LEA TAMBIÉN: Las razones de los crímenes con saña que se multiplican en Nicaragua

Según la acusación que presentó la Fiscalía, el acusado de cometer el homicidio es Abner Pineda Castellón, quien hasta el 19 de julio se desempeñaba como Director de Adquisiciones de la alcaldía de Estelí.

El exfuncionario municipal enfrentará el juicio por homicidio y tenencia ilegal de armas, el próximo martes, “y aunque parezca mentira, está alegando problemas psicológicos desde el 2018, pese a ocupar un cargo público en la municipalidad de La Trinidad y poseer una licencia de portación de armas. “¿A quién le va a meter ese cuento?”, se preguntó Rizo.

VENGANZA POLÍTICA

La infortunada madre recordó que desde la madrugada del 19 de julio, Pineda y otros militantes sandinistas se encontraban en una esquina, cerca de su casa, en un jeep después de participar de una caravana, para ingerir licor e insultar a las personas que no comulgan con el gobierno de Daniel Ortega.

“A eso de las seis de la tarde que ven salir a mi hijo de una pulpería, inician a insultarlo y él les respondió, alégrense este año, que el próximo si Dios lo permite somos nosotros los que vamos a estar alegres, y luego gritó Viva Nicaragua Libre, fue entonces cuando Pineda, se le acercó con la pistola y le pegó el balazo en el cuello, sin mediar palabras”, manifestó.

Rizo sostiene que el crimen fue cuestionado en el municipio de La Trinidad, hasta por los mismos militantes sandinistas, que se enteraron que Pineda, mató a sangre fría a su hijo, solo por gritar “Viva Nicaragua Libre”.

LEA TAMBIÉN: “El demonio anda suelto”, advierte el cardenal Leopoldo Brenes

“La mayoría de la gente de este municipio se ha solidarizado conmigo y consideran que es justo que condenen al responsable, pero aunque el Estado lo deje libre, yo creo en la justicia de Dios”, afirmó.

OTRO DE SUS HIJOS MURIÓ EN EL SMP

Recordó que el padre de su hijo también fue asesinado de manera violenta hace 41 años y que el caso quedó impune y no duda que la historia se repita nuevamente y deje otro amargo sabor en su vida.

Agregó que de los cuatro hijos que trajo al mundo, Jorge Luis era el menor y el que vivió mayor cantidad de años. “Su hermano mayor falleció a los 19 años cumpliendo el Servicio Militar y los otros dos murieron por sarampión a inicios de la década de los 70”, relató.

El consuelo de Luisa Rizo Laguna son sus dos nietos, que procreó Jorge Luis, quien se ganaba la vida trabajando como ayudante de albañil, panaderías y hasta haciendo mandados.

Compartir: