Conecta con nosotros

    Reporte 505

    El colectivo LGBTI cumple tres años sin salir a las calles de Nicaragua a reivindicar sus demandas 

    La última marcha del Orgullo se realizó en 2018. La población LGBTI dejó a un lado sus demandas para sumarse al anhelo de libertad, justicia y democracia. Muchos de los liderazgos están en el exilio. 

    LGBTI

    En junio de 1991, un reducido grupo de personas de la comunidad LGBTI se reunió en un centro cultural hoy desaparecido — llamado Coro de Ángeles, ubicado en Carretera a Masaya — para celebrar la primera “fiesta” del Orgullo. Fue organizada por asociaciones sociales y asistieron cerca de 200 personas, a pesar de ser un evento privado, por el temor a agresiones homofóbicas.

    ¡Más de 30 años después—a pesar de los mínimos avances en materia de inclusión— la población LGBTIQ+ de Nicaragua ha sido replegada a celebrar la efeméride al ámbito privado; lejos de multitudinarias manifestaciones en demandas de respeto de sus derechos humanos y constitucionales, cuenta Ana Quirós, activista exiliada en Costa Rica. 

    En Nicaragua, tras el inicio de la crisis sociopolítica que provocó la muerte de más 300 personas producto de la represión de la dictadura de Daniel Ortega y Rosario Murillo, se realizó la última marcha del Orgullo LGBTI, en un contexto de protestas, duelo y demandas de libertad.

    ESPECIAL ORGULLO: Más allá del género: la vida de lesbianas y mujeres trans en Nicaragua

    “Recuerdo que fui con unos amigos. La cita era en Camino de Oriente; había un ambiente complicado en el país, estaban las protestas a flor de piel. Una de las cosas que destaco de la marcha es que sentí mucho más solidaridad y empatía, no era tanto aquella alegría que se vivió el año anterior. La (marcha) de 2018 fue más demanda de justicia; de hacer notar que la comunidadLGBTI en Nicaragua quiere un cambio”, cuenta Fernando un hombre gay que asistió a esa marcha.    

    “Somos elementos de cambio”

    “Más allá de los tacones, más allá de las plumas, había una necesidad de cambio y se vio en los carteles que la gente llevaba, en los mensajes que se estaban dejando en todo el recorrido de la marcha. Fue una marcha bastante conmovedora y que tenía un trasfondo de cambio y de participación, como: ¡Acá estamos, también participamos! ¡Estamos demandando y también somos elemento de cambio para este país!”, agrega. 

    Advertisement. Scroll to continue reading.

    Según explica Franklin Hoocker, activista del programa feminista La Corriente, desde 2005 hasta 2018, la marcha del orgullo LGBT en Nicaragua sirvió como una efeméride de movilización social en distintos departamentos del país; que tenía su conclusión con la marcha que se llevaba a cabo en Managua. En estas participaban organizaciones de mujeres, feministas, colectivos de la diversidad sexual y activistas de los derechos humanos.  

    “Esta fecha nos movilizaba a las calles, en un país donde prevalece la discriminación y violencia en contra de las personas LGBTIQ, un país profundamente conservador y un país donde prevalece el tema del rechazo, sobre todo desde la familia y también en una sociedad que hace poco o nada para tratar de frenar este problema estructural”, afirma Hoocker.

    Cada 28 de junio se conmemora el Día del Orgullo LGBTI, fecha en la que el colectivo de la diversidad demanda igualdad y respeto a la sociedad; así como trata de dar visibilidad a las distintas orientaciones sexuales e identidad oprimidas. 

    La celebración tiene sus orígenes en los disturbios en Stonewall (Nueva York) en 1969. Con el pasar  de los años ha tomado un carácter más festivo y se ha extendido a todo el mes de junio, pero países como Turquía está prohibida la marcha, mientras que en Israel se reportan actos de violencia.

    Un retroceso para la democracia  

    Para Ana Quirós, la falta de condiciones para llevarse a cabo la marcha del Orgullo en Nicaragua significa no sólo un retroceso en materia de derechos humanos para las personas LGBTIQ, sino también un retroceso para la democracia. 

    “El régimen tiene que respetar el derecho de las personas, sin embargo lo que hace cotidianamente es ignorar esos derechos, ignorar la posibilidad que las personas se expresen libremente. A la larga, esta es una limitación, pero es de carácter temporal, en el momento que las calles estén nuevamente disponibles la gente regresará masivamente a expresarse a demandar libertad”, asegura. 

    Advertisement. Scroll to continue reading.

    Para la activista, que vio pasar la iniciativa de una pequeña congregación en los noventa a una multitudinaria marcha en los años 2000, el cambio de la experiencia de la celebración del Día LGBTI significó una experiencia muy esperanzadora . 

    “Vimos que a pesar de la falta de voluntad de las autoridades, la ciudadanía estaba dispuesta a manifestarse por un lado, las familias a acompañar y el resto a respetar la salida de las personas LGBTI a demandar sus derechos. Yo podría decir que en 2006 y 2007 fueron los años de mayor afluencia en las marcha del orgullo en Nicaragua”, concluye.

    También le puede interesar

    Portada

    Tras las sanciones anunciadas este lunes, la empresa estadounidense New Fortress Energy, que construye una mega planta en Puerto Sandino quedaría imposibilitada de hacer...

    Noticias

    Experta en lenguaje corporal asegura que Daniel Ortega perdió las facultades físicas porque no es capaz de sostenerse de pie por sí solo.

    Noticias

    El 7 de noviembre, cuando Ortega y Murillo consumen su estrategia reeleccionista se quedarán sin legitimidad democrática. Eso acarreará consecuencias graves, advierten analistas.

    Noticias

    Estos permisos laborales tienen una duración de 12 meses o menos y son solicitados frecuentemente por empresas americanas que contratan a personal de otros...

    Noticias

    El punto 4 del documento aprobado en la OEA le deja “un puente" a Ortega para una salida a la crisis y esa salida...

    Reporte 505

    Los principales grupos económicos han guardado silencio sobre la detención de los directivos del Cosep. El Grupo Promerica dijo que no se pronunciará, mientras...

    Noticias

    Argentina y México no votaron a favor de la resolución de la OEA, porque quieren conservar amistad de Ortega, advierten analistas y expertos.

    Reporte 505

    Hijas y esposas de los reos políticos coincidieron que tuvieron que soportar restricciones arbitrarias por parte de la Policía Orteguista.

    Advertisement

    Copyright © 2021 Despacho505.com