La única mujer que el régimen mantiene en sus calabozos envió un mensaje de resistencia y unidad a través de su madre: “únanse para poder pelear por los presos”, insta a los líderes de los movimientos cívicos.

En una hoja de libreta María Guadalupe Ruiz Briceño logró enviar un mensaje a su madre. En esas pocas líneas expresa fortaleza y valentía frente a la situación que padece como la única mujer entre los más de cien presos políticos que el régimen mantiene en sus calabozos y que se niega a reconocer.

La universitaria de 22 años, apresada cuando participaba en un piquete exprés en las cercanías de la catedral de Managua, más que dirigirse a su madre aprovechó la oportunidad para pedirle a los líderes de las organizaciones cívicas que aboguen por los presos políticos, que peleen quienes, al igual que ella, sufren malos tratos en las cárceles.

“Hola mamá, ahí te miré en la tele, decile a los de los movimientos (sociales) que recalquen que nos agarraron el 13 (de julio), el día que se conmemora la masacre a la Divina Misericordia, decirles que se unan para poder pelear por los presos”, se lee en las primeras líneas de la carta escrita por la joven, en la que también revela que pese a estar encarcelada se mantiene en resistencia.

LEA MÁS: Exigen libertad para María Guadalupe Ruiz, la única presa política en Nicaragua

“Yo acá protesto de una manera pacífica, ya me quitaron mi ropa por rayarla: reo político, la rayé así porque mucho me tratan (mal) y dicen que no hay presos políticos, y como una forma de protesta rayé mis camisas, mi uniforme, para que quedara claro. Cómo represión me los quitaron; pero no me van a callar”, sentencia la muchacha demostrando mucha fortaleza pese a la difícil situación en que ese encuentra.

María Guadalupe Ruiz Briceño es originaria de Rivas y estudiaba dos carreras en la capital: Banca y Finanzas en el Recinto Carlos Fonseca Amador (RUCFA-UNAN) e Ingeniería Electrónica en la Universidad de Ingenierías (UNI). A la joven la acusan de un supuesto robo agravado. Su juicio está programado para el próximo 23 de septiembre, en el Juzgado Cuarto de Distrito Penal de Juicio de Managua.

Redes y organizaciones feministas han emitido comunicados conjuntos para denunciar la violación a sus derechos humanos que ha sufrido la universitaria y advertir el riesgo que corre dentro del Centro Penitenciario de Mujeres “La Esperanza”.

Las organizaciones además manifiestan su preocupación por las graves condiciones en las que se encuentra la estudiante de 22 años dentro del penal de mujeres, y advierten que esto pone en riesgo su integridad física.

También señalan que Ruiz Briceño es víctima de un proceso viciado pues no fue informada de manera oportuna sobre los motivos de su detención, no fue puesta a disposición judicial tras las 48 horas de su detención y le han sido limitadas las visitas de familiares o de su abogado, “además de ser sometida a constantes interrogatorios en los que se le pregunta por los líderes y lideresas”.

Compartir: