El líder del Movimiento Campesino, Medardo Mairena, miembro de la Coalición Nacional, es el más acérrimo creyente de esta plataforma política, y a pesar de los vaivenes considera que “todavía tiene vida”, pero eso implica un proceso de unificación de todas las fuerzas, tanto políticas, sociales y gremiales.

A pesar que las encuestas lo presentaron como uno de los potenciales candidato presidencial de la oposición, Mairena asegura que no es el momento de estar pensando en candidaturas, sino trabajar para lograr la unidad.

LEA: Crisis de Nicaragua sería abordada en Asamblea General de Cancilleres en la OEA

“No es el momento de estar pensando en algo personal, esto lo va a decidir el pueblo y vamos a darle la oportunidad al pueblo para sea el pueblo el que tome una decisión, que no sea una persona que se nos impongan en el camino, porque no podemos caer en los mismos vicios de la política tradicional que ha dejado mucho que desear”, afirmó.

Mairena asegura que defenderá con todos sus fuerzas el proyecto de la Coalición Nacional y recalca que saldrá a flote, “si todos nos bajamos del caballo” y llamó a las diversas organizaciones sociales a deponer sus intereses y ponerse “en los pantalones de los secuestrados políticos, de los campesinos perseguidos a diario por el régimen, de los hermanos de lucha que han tenido que dejar su país para poder salvaguardar sus vidas”.

NO CAER EN LOS ERRORES DEL PASADO

El líder campesino considera que la Coalición Nacional es el camino para no caer en los errores de la política tradicional y es la hora de dejar a un lado “esas niñerías”, por ser de un bando distinto al nuestro, “ya sea porque era liberal, conservador o sandinista, lo rechazan” cuando la lucha es contra Daniel Ortega y su régimen.

“Es hora de darse cuenta, expresa Mairena, que nadie es indispensable en la Coalición Nacional, y que nadie puede luchar solito, ni tampoco se trata de quien tenga más o menos voto, sino se trata de demostrarle al pueblo que en realidad estamos para defender los derechos de la ciudadanía”.

El también exreo político, afirma que el movimiento campesino respalda al sector juvenil, pero dijo que no están dispuestos “a defender a un partido político a un movimiento social o individuos dentro de la Coalición”.

LEA: Estados Unidos recomienda no viajar a Nicaragua por Covid-19, inseguridad y represión

Mairena dejó claro que el Movimiento campesino no tiene necesidad de arrecostarse a nadie, ni a ningún partido político ni al grupo de la UNAB.

“El llamado es a la reflexión. Que reflexionen, que no pueden seguir escupiendo para arriba, que es momento que digan la verdad, si en realidad es cierto lo que dicen en público que lo demuestren con la verdad”, recalcó.

NUESTROS JÓVENES TAMBIÉN HAN RECIBIDO GARROTE

Sobre la participación de los jóvenes con voz y voto en la mesa de la Coalición Nacional, la posición del Movimiento Campesino es que este sector debe tener representación en las siete organizaciones que conforma la Coalición Nacional.

“No debe ser un espacio únicamente para los jóvenes de la UNAB o de la Alianza Cívica, porque no solamente ellos han estado en la calle y han puesto los muertos”, dice Mairena.

“Yo soy de la idea que ningún joven debe tener más derecho que otros, ni deben de haber jóvenes de primera clase y de segunda clase, porque los jóvenes del sector campesino también han sufrido y han recibido garrote por esta dictadura desde antes del 18 de abril y tienen derecho a formar parte”, remarcó.

Sin embargo, considera que este sector se debe poner de acuerdo para que conjuntamente hagan una agenda en común que los identifique a todos y no estar separados.

“Aquí los jóvenes de la UNAB, no van a poder solos, los jóvenes de la Alianza Cívica tampoco podrán solitos, tampoco el joven de los partidos políticos ni los jóvenes del Movimiento Campesinos”.

NO ES MOMENTO DE IDEOLOGÍAS

En relación a la oposición del Partido Ciudadanos por la Libertad, (CxL), de formar parte de la Coalición Nacional, el líder campesino la califica de lamentable, porque asegura que “no es tiempo de seguir escupiendo para arriba”.

LEA: Coalición Nacional de Nicaragua debe formular estrategia ante las elecciones en Estados Unidos

Agregó que el CxL es un partido nuevo, pero sus líderes nacionales tiene amplia trayectoria en la política tradicional nicaragüense. “Siempre han sido dirigentes que han estado en la política. El llamado es que piensen en el pueblo y que dejen de verse el ombligo y miren más allá”.

“No vamos a permitir que se impongan los intereses de una persona, vamos a luchar para que los intereses de esas personas, que al final con eso no colaboran a la unidad del pueblo, no sean impuestos al pueblo sufrido”, señaló.

Mairena considera que no es tiempo de ideología, sino de derrotar al dictador, y en ese sentido reconoce que en el 2018, muchos miembros de las filas del FSLN reflexionaron y se sumaron a la lucha azul y blanco, “pero eso no les da el derecho de querer liderar a la oposición”.

“Aquí se trata de que juntos salgamos a decirle presente a Nicaragua y nosotros vamos a respaldar al que escoja el pueblo, pero no es para ponernos a pelear por cuestiones ideológicas, si no nos respetamos, de cual democracia hablamos?, Pero lo que no vamos a repetir son los errores del pasado”, puntualizó.

MAIRENA TOMA DISTANCIA DEL PLC

En otros tema, el líder campesino negó tener vínculos con el Partido Liberal Constitucionalista (PLC), que dirige Arnoldo Alemán, a pesar que en el 2012 fue electo concejal regional, con la bandera roja.

Asegura que su candidatura como concejal fue por decisión del Movimiento Campesino y no un dedazo de Alemán, porque que en ese tiempo no lo conocía personalmente, tampoco a la expresidente del PLC, María Haydeé Osuna.

LEA: Jóvenes ven incierto futuro de la Coalición Nacional

“Fui escogido por los campesinos y esa relación con el Partido Liberal Constitucionalista, es una campaña en mi contra”, afirmó.

DESCARTA DIVISIÓN EN EL MOVIMIENTO CAMPESINO

Mairena descartó que en el seno del Movimiento Campesino hayan divisiones, a pesar de las quejas expuestas por un sector que dirige Francisca Ramírez. Afirma que las decisiones de este colectivo las toman de manera colegiada, a través del Consejo Nacional que él coordina.

Explicó que en los seis años del Movimiento Campesino han habido tres coordinadores nacionales, el primero fue Octavio Ortega, luego Doña Francisca “Chica” Ramírez, ambos con períodos vencidos y finalmente él, que por haber estado preso no ha ejercido completo su periodo de coordinación y por eso el Concejo Nacional por unanimidad aprobó que iniciara su gestión en el cargo estando en libertad.

“No lo pedí yo, fue una decisión unánime del Consejo Nacional, del cual yo me rehusé inicialmente, pero luego acepté, pero el día que me digan que ya no siga, ese día entrego el cargo” aseguró.

Compartir: