La angustia ha terminado para la familia de la migrante nicaragüense Jahayra del Carmen Polanco Muñoz, de 27 años . Tras ocho días sin saber de su paradero, la mujer se comunicó este lunes con su familia a través de una llamada telefónica. “Está bien, pero hasta que esté en Nicaragua vamos a saber qué pasó y daremos la información”, confirmó su suegra Blanca Amparo Rocha.

La familia de Jahayra la reportó como desaparecida ante las autoridades policiales el sábado, luego de una semana esperando que regresara de Costa Rica o estableciera contacto.

La  mujer originaria del municipio de  Matiguás, Matagalpa, perdió contacto con su familia en horas del mediodía del 25 de abril cuando retornaba de  Costa Rica a través de cruces no regulados de la frontera, para reencontrarse con sus hijos de 4 y 7 años, había explicado Rocha a los medios de comunicación a los que se acercó para difundir su caso y lograr dar con su paradero.

MÁS NOTICIAS: El pueblo de Nicaragua donde creen haber vencido la pandemia

Vanessa Simons, excuñada de la migrante fue quien estableció comunicación con ella. A través de su cuenta en Facebook informó que habían logrado contactarla y que se encontraba bien. “Hace unos momentos hemos tenido comunicación con mi cuñada. Ella Está bien en unos omentos les explicó lo sucedido. Compartan por favor para que todas aquellas personas que están pendientes”, dice su post.

De acuerdo con lo dicho por Blanca Amparo Rocha su exnuera se encuentra en territorio costarricense, pero todavía desconocen las causas de su desaparición. “Pronto estaremos dando explicaciones de qué fue lo que paso, ya que aún está en Costa Rica pero cuando ya esté con nosotros en Matiguás, vamos a conocer qué fue lo que le sucedió y vamos a informar los detalles como muestra de agradecimiento a todas las que estuvieron pendientes del caso”, manifestó.

La desaparición de Jahayra causó alarma porque hacía un par de semanas una nicaragüense fue asesinada al intentar cruzar de manera irregular la frontera entre Costa Rica y Nicaragua. Se trata de Norma Rosa Saravia Rugama, quien lamentablemente fue encontrada asesinada tras 14 días de búsqueda intensa. El sospechoso del crimen es Roberto Reyes Sequeira, a quien ella había contratado como guía para llegar a Costa Rica. El sujeto ya fue capturado en el vecino país y entregado a las autoridades nicaragüenses.

Compartir: