La vicepresidenta Rosario Murillo informó en su alocución diaria que el Canciller visitará Turquía y otros países para “fortalecer lazos de amistad y cooperación”.

Daniel Ortega está aislado internacionalmente. La mayoría de países de América y la Unión Europea han dado la espalda al régimen y presionan por una salida negociada a la crisis que desató el orteguismo en abril de 2018. Y contrario a propiciar negociaciones verdaderas con la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia, como lo pide la comunidad internacional, para frenar que la inestabilidad lastre más la economía, la dictadura busca apoyo en países de la Europa del Este y África hacia donde partió este lunes el canciller Dennis Moncada.

LEA MÁS: Estudiantes piden permiso para salir a las calles el próximo jueves en Managua

La vicepresidenta Rosario Murillo informó que Moncada emprendió una gira internacional para fortalecer los vínculos de cooperación y amistad. “El día de hoy nuestro canciller sale en una gira por distintos países. Su primer puerto de llegada es Estambul, donde va a estar sosteniendo reuniones para fortalecer las relaciones de cooperación y amistad o amistad y cooperación entre el pueblo y gobierno de Turquía y nuestro pueblo. Y después se va a desplazar a otros cuatro países, precisamente fortaleciendo, como decíamos, los vínculos, los lazos de amistad, cooperación y buena voluntad”, dijo la vocera.

Según Murillo, la dictadura también estableció relaciones diplomáticas con la República de Sudán del Sur, en la misión en New York, con la presencia de los embajadores de ambos países. Esta nación, ubicada en África Oriental, es la segunda más pobre del mundo con un Producto Interno Bruto (PIB) per cápita de 275 dólares, y en la que además no hay servicios de agua, luz eléctrica, industria ni infraestructuras.

LEA MÁS: El país que incuba dictadores: 40 años, de Somoza a Ortega

Ante el aislamiento de los países de América Latina y Europa, la dictadura busca espaldarazos de países pobres y con poco, o nulo, reconocimiento internacional. De las naciones con los que el régimen pretende fortalecer lazos, Turquía e Irán son los únicos que gozan de mejor economía, sin embargo mantienen tensas relaciones diplomáticas con sus pares. En el caso de Turquía por cometer graves violaciones a los derechos humanos, mientras que Irán por su programa nuclear, cuestionado por Estados Unidos y Europa.

El régimen informó esta semana que el ministro de Relaciones Exteriores de Irán, Mohammad Javad Zarif, visitó Nicaragua desde el domingo 21 de julio, y manifestó ante  la Cancillería las intenciones de su país de fortalecer las relaciones bilaterales. El medio oficialista El 19 Digital reseñó que entre los temas principales de más interés se refirió a campos como la agricultura, la ganadería, medicamentos, tanto en venta cómo producción en Nicaragua, además de energía renovable como la hidroeléctrica, entre otros.

Con este acercamiento Ortega pondría más tensa las relaciones con Estados Unidos, el principal socio comercial de Nicaragua y principal destino de las exportaciones. La potencia de América mantiene una crisis con Irán por considerarlo una amenaza para la seguridad mundial y de desestabilizar la paz en Oriente Medio. Estados Unidos mantiene sanciones a este país por desarrollar un programa nuclear que “atenta” contra la humanidad.

Ortega también mantiene lazos con Osetia del Sur, un país que  únicamente es reconocido por cuatro países: Rusia, Venezuela, Nicaragua y Nauru. La Organización de Naciones Unidas, la Unión Europea y Estados Unidos desconocen la independencia de este territorio.

Compartir: