En pleno año preelectoral Rosario Murillo ha endurecido su discurso de odio contra sus opositores. Este lunes reiteró las amenazas y descalificativos contra sus adversarios políticos, a los que acusa de “genocidas”, ignorando las denuncias de crímenes de lesa humanidad y el asesinato de más de 328 nicaragüenses a manos de policías y paramilitares bajo el mando de Daniel Ortega desde abril de 2018.  

“Esos cuantitos que quisieran retornar en el tiempo y atraen crímenes, odio, atraen conductas que hasta pueden ser genocidas como vimos en 2018. Todos esos que invoquen al Señor y que le pidan que les abra el corazón para que sepan ver cómo somos los nicaragüenses, cómo vivimos y cómo queremos la paz y el bien, no las ambiciones, no los oprobios y nunca más esas conductas criminales que solo han sabido generarse el desprecio de las mayorías nicaragüenses”, expresó la vocera.  

Sin embargo, el Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) que investigó los hechos acaecidos en Nicaragua desde abril de 2018 concluyó que en el país se cometieron crímenes de lesa humanidad. La responsabilidad directa recae sobre Daniel Ortega y Rosario Murillo.  

LEA: Miembro del GIEI, Sofía Macher: “Si no se puede juzgar a cada responsable de los crímenes, debemos ir a las cabezas” 

“Hay una responsabilidad directa de Ortega. Él mismo es el jefe directo de la Policía. Ortega no es un responsable político lejano, él tiene una responsabilidad directa sobre los crímenes que se cometieron. Rosario Murillo tiene una responsabilidad directa en todo lo que se hacía a nivel de los municipios y la movilización de los paramilitares”, ha dicho a DESPACHO 505, Sofía Macher, experta peruana que formó parte del GIEI.  

IGNORA LOS CRÍMENES DEL RÉGIMEN 

Pero Murillo no admite la responsabilidad del régimen, por el contrario, acusa a sus opositores. “Nadie quiere saber de conductas no solo incorrectas, sino criminales, inhumanas, degradantes y humillantes, crueles, abominables”.  

“Y se lo decimos a esas miradas turbias, torvas, esas miradas inyectadas de sangre, que se vean las manos, que se vean en el espejo a ver si encuentran otra cosa que no sean crímenes y afán de seguir entregando y ensangrentando a una Nicaragua que es libre y que los repudia”, dijo este lunes a través de medios oficialistas.  

MÁS NOTICIAS: Iglesia califica como “amenazas a la libertad” las “leyes mordaza” que intenta imponer el régimen

Según la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, en el país persiste un ambiente de impunidad sobre los crímenes cometidos a partir de abril de 2018 debido a la Ley de Amnistía que “no ha hecho más que favorecer la impunidad de los responsables de graves violaciones de derechos humanos”. 

Compartir: