Nicaragua está en la fase cero de la reactivación del transporte aéreo de pasajeros. Las operaciones “en el contexto actual no son normales”, señala Aeronáutica Civil en una comunicación en la que deja claro que la actividad se moverá en dependencia de la crisis sanitaria.

El Instituto Nicaragüense de Aeronáutica Civil orientó a las líneas aéreas que operan en Nicaragua a velar por el cumplimiento de la normativa sanitaria dispuesta por el Ministerio de Salud (Minsa) como parte de su estrategia para reactivar el transporte aéreo internacional en medio de la pandemia. “Las operaciones aéreas en el contexto actual no son normales”, señala la autoridad en una comunicación en la que enfatiza que la actividad se moverá en dependencia de la crisis sanitaria.

Explica que los requisitos establecidos por Nicaragua a los viajeros se corresponden a la implementación de las 5 etapas de reinicio y recuperación de la aviación definidas a nivel internacional.

LEA TAMBIÉN: Régimen seguirá exigiendo prueba del Covid-19 a nicaragüenses para ingresar al país

Nicaragua, menciona, está en la etapa cero, que requiere aplicar medidas estrictas “que sirven para fortalecer y crear una defensa robusta en el sistema de prevención contra el Covid 19”.

MINSA EVALUARÁ Y AJUSTARÁ MEDIDAS

“Esta etapa se mantiene en constante evaluación por parte de las autoridades de salud, para mitigar los efectos de la pandemia por medio de la aviación”, se lee en la circular que Carlos Salazar Sánchez, director General de Aeronáutica Civil, dirigió este miércoles a los operadores de vuelos comerciales registrados en Nicaragua.

También expone que la disminución de requisitos dependerá de la manera en que se desarrollen las etapas, cuya evaluación corresponderá al Minsa, “según la evolución de la pandemia”.

“Se hace necesario que las aerolíneas sean los principales garantes de esta divulgación para promover el uso de ese servicio con seguridad”, se lee en el documento divulgado por Aeronáutica Civil.

En el mismo, remarcan la necesidad de que el sector aerocomercial “apoye a los Estados en cumplir con los requisitos establecidos y estar claros que las operaciones aéreas en el contexto actual no son normales”.

En general, la comunicación deja en claro a las aerolíneas su cuota de responsabilidad en la garantía de la seguridad que se requiere para que el transporte aéreo sea seguro, tomando en cuenta que todavía no hay vacuna, se lee en el documento oficial.

NICARAGUA “PREPARADA”

El pasado 14 de julio el Instituto Nicaragüense de Aeronáutica Civil dispuso reactivar las operaciones en el aeropuerto internacional de Managua, declarando que el pais estaba “preparado” para recibir viajeros, y estableciendo como condición la prueba negativa de Covid-19, realizada en un período no mayor a 72 horas antes del ingreso al país.

LEA MÁS: Reactivan aeropuerto de Managua: Viajeros deberán presentar prueba negativa de Covid-19

Mediante la resolución Nº 016-2020 la autoridad nacional expuso que la reanudación de operaciones está apegado al el documento “Despegue” elaborado por el grupo de trabajo de Recuperación del Consejo (CART), de la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI), el la cual se establecen las diferentes etapas basadas en el riesgo para medidas de mitigación.

Según la circular de Aeronática Civil, Nicaragua se ubica en la etapa cero. Esta implica un movimiento mínimo de pasajeros entre principales aeropuertos nacionales e internacionales. Nicaragua cerró su espacio aéreo el pasado 18 de abril y, en los últimos meses solo ha permitido vuelos chárteres y vuelos de repatriación a Europa, México y Estados Unidos.

Tampoco las aerolíneas han realizado despegues desde y hacia Nicaragua. Por el contrario, desde abril vienen prolongado el reinicio de sus operaciones. La mayoría trasladó para septiembre su regreso a Managua.

Compartir: