Nicaragua ha recibido un pago de US$10.7 millones de un seguro contra riesgos catastrófico y con los podrá responder a las necesidades inmediatas de la población tras el impacto del huracán Eta, que tocó tierra en categoría cuatro a inicios de noviembre, dejando a su paso destrucción en el Caribe Norte.

La cobertura es parte de un acuerdo firmado en 2016 por la Unión Europea (UE) y el Banco Mundial para aportar US$14 millones de euros a un Fondo Fiduciario con Múltiples Donantes para facilitar el acceso de los gobiernos de los países de América Central y la República Dominicana a un seguro de bajo costo y alta calidad para riesgos de catástrofes (Facilidad de Seguros contra Riesgos Catastróficos en el Caribe – CCRIF por sus siglas en inglés).

MÁS NOTICIAS: Caos en Bilwi: La larga cola para ser atendido en el único banco que funciona en la ciudad

El embajador  de la UE, Pelayo Castro Zuzuárregui, señaló que Europa es consciente de la vulnerabilidad de la región centroamericana frente a las amenazas naturales, exacerbadas por los efectos del cambio climático, y de los altos costos de la rehabilitación y reconstrucción posterior a desastres.  Por tanto, dijo, la UE está comprometida y “apoyamos a los países de la región para que puedan fortalecer su resiliencia frente a desastres naturales”.

La delegación de la Unión Europea en Managua informó que dicha iniciativa se realizó en coordinación con el Consejo de Ministros de Hacienda o Finanzas de Centroamérica, Panamá y República Dominicana (Cosefin). “Actualmente en la región son miembros de CCRIF Nicaragua, Guatemala y Panamá; cuyas cuotas de afiliación también contribuyen a la sostenibilidad financiera de la institución”, precisó.

LEA MÁS: En imágenes | Bilwi, la empobrecida ciudad del Caribe que Iota dejó en ruinas

La administración de Daniel Ortega cifró en 6.128,4 millones de córdobas, las pérdidas ocasionadas por el paso del huracán Eta en Nicaragua. Según un informe preliminar sobre los daños provocados por el fenómeno, divulgado a través de medios oficialistas, casi dos millones de personas estuvieron expuestas al fenómeno natural, principalmente de la Región Autónoma de la Costa Caribe Norte; Triángulo Minero, Nueva Segovia; Jinotega y Chinandega.

Compartir:

¿Qué te pareció esta noticia?