Desde hace semanas están saliendo grupos de máximo 100 personas, de acuerdo con las normas impuestas por Nicaragua.Otros 32 nicaragüenses esperan en un albergue de Panamá la autorización de para emprender el viaje de repatriación.

Un centenar de nicaragüenses salió este viernes de Panamá hacia Nicaragua. Es el un undécimo viaje humanitario que requiere las coordinaciones de las autoridades panameñas, de Costa Rica y Nicaragua, informó el Servicio Nacional de Migración (SNM) panameño.

Este nuevo grupo es el segundo que parte en esta semana, después que el pasado martes las autoridades migratorias panameñas comunicaran la partida de casi un centenar de nicaragüenses, quienes perdieron sus medios de vida en Panamá a causa de la crisis de la pandemia, que azota fuertemente al país y mantiene congelada la reactivación económica.

LEA TAMBIÉN: Nicaragüenses cruzan frontera con Honduras por puntos ciegos

Bajo estas circunstancias, desde hace semanas están saliendo grupos de máximo 100 personas, de acuerdo con las normas impuestas por Nicaragua.

Aún se mantienen de manera temporal 32 ciudadanos nicaragüenses en el campamento de Jacú, provincia de Chiriquí, limítrofe con Costa Rica, a la espera de la autorización de para ingresar a su país.

RETRASO EN LOS VIAJES

El pasado 1 de julio, una caravana de autobuses con más de mil nicaragüenses no pudo salir desde la Ciudad de Panamá a falta de las coordinaciones necesarias para el ingreso a Nicaragua, y las autoridades de Panamá los instalaron en dos albergues temporales cerca de la frontera con Costa Rica.

Nicaragua estableció que únicamente deja entrar a los nacionales que muestren una prueba de Covid-19 negativa y asuman los gastos de su repatriación hasta sus viviendas.

Ante ello, hasta 500 ciudadanos nicaragüenses han estado varados en condiciones precarias en la frontera entre Nicaragua y Costa Rica, pues las autoridades no les permiten ingresar si no demuestran que están libes de coronavirus.

Las fronteras centroamericanas están cerradas, en su mayoría desde marzo pasado, como parte de las medidas para frenar la pandemia del nuevo coronavirus SARS-CoV-2.

Compartir: