Un niño nicaragüense le ha puesto rostro al drama de la migración irregular hacia Estados Unidos. Con tan solo diez años quedó perdido en la zona fronteriza entre México y Estados Unidos, donde desesperado pidió auxilio un policía, con miedo a ser “secuestrado o robado”.

El pequeño fue abandonado por un grupo de 180 personas migrantes que viajaban rumbo a Estados Unidos de manera irregular. Al parecer se quedó dormido al momento en el que el resto emprendió el viaje. El menor viajaba solo, con la idea de reencontrarse con familiares en el país del norte.

LEA TAMBIÉN: Ortega desempolva megaproyectos que ha prometido desde 2006

Al verse solo y después de deambular por la carretera en el paso fronterizo de Río Grande City (Texas), acudió a un oficial de la patrulla fronteriza en busca de ayuda. El momento fue grabado en video que acumula miles de reproducciones porque evidencia el drama migratorio de los centroamericanos hacia Estados Unidos, y que alcanza a miles de menores de edad que emprenden el viaje solos o terminan separados de sus familiares en el trayecto.

– Buenos días, ¿me puede ayudar?

-¿Qué pasó?, responde un policía fronterizo

-Es que yo venía con un grupo de personas, y me dejaron botado y no sé dónde están

-¿No vienes con mami o con papi?

– Nadie, yo venía en un grupo… y al final vine aquí a pedir auxilio. Yo vengo porque si no, ¿dónde voy a pedir ayuda? Me pueden robar, secuestrar o algo.

El video fue grabado el pasado 1 de abril, cuando el oficial de la patrulla fronteriza hacía un recorrido en una carretera al este de Río Grande City y se encontró con el niño desorientado, sollozando, pero fue hasta este miércoles que se conoció que se trata de un menor originario de Nicaragua.

Cuando la grabación fue difundida se dijo que el menor era hondureño, luego se reportó como salvadoreño.

NIÑOS ABANDONADOS POR COYOTES

Miles de niños son separados de sus padres por los coyotes cuando intentan cruzar el territorio norteamericano y son trasladados a centros de detenciones de la CBP en Donna, Texas. A este sitio fue trasladado el menor nicaragüense. En el centro le realizaron test para detectar el coronavirus, según la información oficial sobre el caso.

Este sitio ha sido denunciado de mantener a los niños hacinados dentro de jaulas. Hasta este lunes, había más de 19,000 menores de edad bajo custodia de la policía fronteriza.

LEA TAMBIÉN: #LasNiñasCuentan | ¿Por qué el empoderamiento de las niñas podría poner fin a la violencia?

El menor viajaba solo sin sus padres, como lo hacen miles más, la mayoría procedentes del Triángulo Norte.

El organización de derechos humanos Nicaragüenses en el Mundo (NEEM), integrada por exiliados de este país, agradeció la protección que la administración de Joe Biden ha brindado al menor de edad.

Además, recuerda que miles de nicaragüenses que han salido del país huyendo de la persecución del régimen de Daniel Ortega. “La decisión de dejar Nicaragua, es realmente un tema de vida o muerte”, señaló Haydeé Castillo, presidenta de NEEM.

Compartir: