La crítica condición de salud en que se encuentra el reo político Justo Rodríguez, de 69 años, requiere una respuesta sin dilaciones de parte de las autoridades de Nicaragua. Garantizar de la atención de salud, en este caso urgente, es una obligación que debe ser cumplida, recordó este lunes la Oficina de la Alta Comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos (OACNUDH).

Ante la información sobre el estado crítico de salud del ciudadano originario de la Isla de Ometepe, quien lleva cuatro meses encarcelado por razones políticas, según denuncias de sus familiares y organismos de derechos humanos nicaragüenses, “urge a las autoridades a garantizarle atención médica efectiva”, subrayó OACNUDH desde su cuenta en Twitter.

El campesino Justo Rodríguez, fue ingresado en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del hospital Antonio Lenín Fonseca, de Managua, tras sufrir un derrame cerebral en el Sistema Penitenciario Nacional donde no habría recibido asistencia médica oportuna.

El ingreso hospitalario del preso político fue confirmado por la abogada Yonarqui Martínez, defensora de derechos humanos, quien señala a los funcionarios de la cárcel “La Modelo” de cometer el delito de omisión de auxilio, y también de negar información sobre la condición del ciudadano.

Una hermana de Rodríguez quien se encontraba en Managua para conocer sobre su estado habría sido sacada por las autoridades del hospital esta mañana, denunció la defensora. “Le rompen tarjeta de visita (…) Funcionaria del hospital argumenta que por orden de arriba nadie podrá verlo. Doña Emérita permanece custodiada”, afirmó.

Emérita Rodríguez, viajó el domingo a Managua atendiendo el llamado de personal del penal. Ingresó a La Modelo a las 10:30 de la mañana para conocer cuál era la situación de su familiar y había sido trasladada al hospital bajo custodia policial. 

Justo Rodríguez fue detenido el 20 de abril de este año en la Isla de Ometepe cuando se dirigía a sus labores agrícolas. Su familia sostiene que la detención fue en represalia porque participó en la conmemoración del segundo aniversario de la Rebelión de Abril contra el régimen de Daniel Ortega. Al momento del arresto fue brutalmente golpeado y desde entonces su salud venía desmejorando.

Compartir: