GINEBRA, SUIZA – La Organización Mundial de la Salud advirtió a la humanidad debe estar mejor preparada para la próxima pandemia, y además pidió que los países inviertan más en salud pública.

Tedros Adhanom Ghebreyesus, director de la OMS hizo estas recomendaciones el lunes, en una conferencia informativa a los medios desde la sede de esta organización en Ginebra, Suiza, en momentos en que  más de 27 millones de personas se han infectado de coronavirus en todo el mundo y unas 888.000 han muerto, desde que se identificaron los primeros casos del virus en Wuhan, China, en diciembre de 2019.

LEA: Costa Rica prueba anticuerpos equinos en pacientes con Covid-19

“Esta no será la última pandemia”, dijo Tedros a la prensa. “La historia nos enseña que los brotes y las pandemias son una realidad. Pero cuando llegue la próxima pandemia, el mundo debe estar preparado, más preparado que esta vez”, añadió.

El coronavirus, al que la ciencia denominó como COVID-19, tomó por sorpresa a las autoridades de salud y gobiernos del mundo, obligando al cierre de fronteras, cancelación de clases escolares y el paro casi total de la actividad económica con el fin de contener la propagación del virus.

Después de China, países como España, Italia, Brasil, Perú, México, Reino Unido, Ecuador y Estados Unidos, han sido algunos de los que más casos de contagios y muertes han registrado en el mundo, y a la fecha, prácticamente en todo el mundo se han reportado casos.

A través de la historia de la humanidad se han registrado una serie de pandemias mortales, la Gripe Española fue una de las más mortales registradas en la historia reciente cobrando la vida de entre 20 a 50 millones de personas y contagiando a más de 500 millones en el mundo entero.

LA CARRERA POR LA CURA

Actualmente, varios países y potencias mundiales como Rusia y Estados Unidos, están desarrollando vacunas contra el virus, en un proceso acelerado al cual incluso la OMS ha hecho referencia y en el que pide a los gobiernos que verifiquen todos los procesos establecidos para que esté disponible de una manera segura.

Asimismo, el director de la OMS ha llamado a que no se convierta en una carrera nacionalista o política, más bien que busquen que sea para el beneficio de la humanidad. 

El pasado mes de agosto, el presidente de Rusia, Vladimir Putin dijo que su país se ha convertido en el primero en el mundo en aprobar una vacuna para el nuevo coronavirus, pero no hay datos que verifiquen su afirmación de que la droga sea segura para los humanos. Dijo además que la vacuna ha pasado por “todas las revisiones necesarias” para garantizar su seguridad y que su propia hija se inoculó con ella en una de las fases de prueba.

Por su parte, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha anunciado que también están en una etapa avanzada en el desarrollo de una vacuna y que es posible que la tengan lista antes de las elecciones presidenciales de ese país, las cuales se tienen previstas para el mes de noviembre del presente año.

¿TINTES POLÍTICOS?

Por su parte, el director ejecutivo del Programa de Emergencias (OMS), Michael Ryan, advirtió que los gobiernos que brindan información “con motivos políticos” sobre la pandemia del coronavirus podrían enfrentar un contragolpe político, y que los mensajes relacionados con el virus en ocasiones incluyen “matices políticos”

“Si las comunidades perciben que están recibiendo información que está siendo manipulada políticamente o que está siendo manejada de una manera que es evidencia distorsionada, entonces desafortunadamente eso se paga”, agregó.

“Tratar de presentar soluciones demasiado simplificadas o simplistas para la población no es una estrategia a largo plazo que triunfe”, manifestó, agregando que y la “transparencia, consistencia, honestidad” pueden generar confianza.

Compartir: