La dictadura de Daniel Ortega ha recibido en menos de 24 horas otro golpe diplomático. A la resolución del Parlamento Europeo de ayer que pide más sanciones para su círculo, se le suman tres sanciones contra dos funcionarios claves y la institución financiera que administra los negocios del régimen: Cooperativa de Ahorro y Crédito Caja Rural Nacional RL (Caruna). 

Así el Departamento del Tesoro de Estados Unidos puso en la mira a la primera funcionaria en materia de Justicia, se trata de Ana Julia Guido, quien desde el Ministerio Público ha fabricado crímenes a opositores. La Administración de Donal Trump también sanciona a Paul Oquist que, en paralelo a la Cancillería, le lava la cara al régimen a nivel internacional.

A FONDO: Caruna y el negocio con las “Casas para el pueblo”

La oposición ha salido al paso para celebrar y señala que seguirán incidiendo para que Europa y Estados Unidos presionen a la dictadura y esta permita un cambio democrático en el país. 

“Este conjunto de acciones afecta la capacidad represiva y  judicial de la dictadura, la capacidad diplomática que ha sido un fracaso y la capacidad económica para obtener recursos, por segundo día consecutivo la comunidad internacional reacciona de manera enérgica y fuerte”, dijo Juan Sebastián Chamorro, director ejecutivo de la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia. 

Mientras tanto, Félix Maradiaga de la Unidad Nacional Azul y Blanco (UNAB) catalogó las sanciones como una victoria más del pueblo de Nicaragua: “Nos corresponde seguir resistiendo en Nicaragua, hay esperanza”. En un vídeo difundido por el equipo de prensa de la UNAB, Tamara Dávila agregó: “Desde la UNAB saludamos esta medida por parte del Departamento del Tesoro y vamos a incidir para que vengan más sanciones”. 

Con el anuncio de hoy ya suman 25 funcionarios orteguistas sancionados por Estados Unidos. 

LEA MÁS: Tesoro: Ana Julia Guido dirigió fábrica de delitos, Paul Oquist es encubridor y Caruna la receptora de dinero malhabido

“Hay claridad en la comunidad internacional de que Ortega no quiere retomar el camino de la democracia y el respeto de los derechos humanos, que no dan pasos para negociar una verdadera reforma electoral, eso obliga a los países y organizaciones a redoblar sus esfuerzos para presionar, entre ellos las sanciones”, reaccionó por su parte José Pallais, miembro de la Coalición Nacional. 

Pallais cree que en la Asamblea General de la Organización de Estados Americanos (OEA) podría surgir una resolución de condena al régimen de Daniel Ortega. “Se espera una resolución muy crítica de condena sobre las leyes y la política represiva, pero dónde están las dudas es sobre cuál va a ser la propuesta de la OEA para solucionar la crisis, qué tan fuerte va a golpear la mesa al régimen para que cumpla con los términos de la Carta Democrática Interamericana”, explicó.

Compartir: