La Organización Panamericana de la Salud (OPS) informó este miércoles que el envío de las dosis de la vacuna AstraZeneca a Nicaragua, depende de los resultados de los estudios de certificación de uso del fármaco.

Los ensayos clínicos de este antídoto han arrojado resultados de eficacia en personas menores de hasta 65 años, pero países europeos como Francia, Alemania, Polonia, Suecia, Italia, Países Bajos y Austria, han decidido no aplicar el antídoto de AstraZeneca contra el Covid-19 en la población mayor por recomendación de Comités Científicos.  España anunciará su decisión este jueves, en tanto, la decisión es no aplicarla a su población mayor, hasta que existan análisis que garanticen seguridad y eficacia entre ese grupo.

SOBRE EL TEMA: La vacuna de AstraZeneca que recibirá Nicaragua todavía no es recomendable en mayores de 65 años

Los estudios de certificación de uso de la vacuna AstraZeneca, a cargo de la Organización Mundial de Salud (OMS), estarían listos en un par de semanas y será hasta entonces cuando esta podrá ser enviada a los países beneficiarios del mecanismo COVAX, entre ellos Nicaragua.

“La vacuna de AstraZeneca no la estamos entregando todavía porque está pendiente las últimas revisiones, lo que creemos que va a ocurrir hasta en una o dos semanas”, respondió el subdirector de la OPS, doctor Jarbas Barbosa, a una consulta de DESPACHO 505.

LLEGARÁ CON INFORMACIÓN TÉCTICA

Explicó que cuando concluyan los análisis y tengan la certificación de uso de emergencia “inmediatamente el grupo de expertos de la Organización Mundial de la Salud hace la recomendación en relación de uso… Todos los países van a recibir toda la orientación técnica: en quién se debe utilizar la vacuna, cuáles son algunas contra indicaciones, qué cuidados se deben seguir, si pueden tomar otras vacunas”. Actualmente, solo la vacuna de Pfizer-BioNTech cuenta con la certificación necesaria.

Nicaragua descartó la vacuna estadounidense-alemana Pfizer-BioNTech, debido a incompatibilidad con la cadena de frío del Ministerio de Salud (Minsa) y a la falta de recursos de la institución para adaptar sus sistema. En Latinoamérica, a través de COVAX, la vacuna de Pfizer-BioNTech comenzará a llegar a mediados de febrero a Bolivia, Colombia, El Salvador y Perú.

Barbosa enfatizó que cuando la OPS cuente con el sustento clínico para enviar la vacuna AstraZeneca a los países beneficiarios de COVAX “llegará también una detallada información técnica sobre el uso, y siempre serán vacunas precalificadas o con autorización de uso de emergencia por la Organización Mundial de la Salud”.

Mientras eso pasa, indicó, los países beneficiarios de COVAX deben ajustar sus planes y garantizar las condiciones para hacer un uso eficiente del recurso, lo que pasa por la preparación del personal, disponibilidad de sistemas de conservación, entre otros aspectos legales y administrativos.

En Nicaragua, los primeros en recibir la dosis anticovid serán los adultos mayores con afectaciones crónicas y el personal de salud, según el plan de vacunación que el Minsa presentó a la OPS. La autoridad sanitaria no ha brindado detalles al respecto. Tras once meses de pandemia, la institución tampoco ofrece datos oficiales sobre la incidencia del coronavirus entre mayores de 65 años ya que los informes que divulga se limitan a número de contagios, fallecimientos y recuperaciones. La OMS recomienda priorizar la inmunización de la población de mayor edad porque es la que tiene mayor probabilidad de enfermarse gravemente si se infecta.

NICARAGUA ESPERA 2.6 MILLONES DE DOSIS EN 2021 VÍA COVAX

Nicaragua fue notificada el pasado 31 de enero que recibirá 504 mil dosis de vacunas contra el coronavirus, de un total de 2,6 millones que espera obtener en 2021 a través de COVAX, y que permitiría inmunizar al 20 por ciento de la población.

El Ministerio de Salud (Minsa) ha brindado información dispersa acerca de la vacunación contra el coronavirus. A inicios de enero divulgó un plan que fija como meta inmunizar al 55 por ciento de la población del país “en una primera fase”, para lo cual proyectó comprar 7.4 millones de dosis de antídotos a un costo de 114.8 millones de dólares.

Sobre esas proyecciones de compra, Rosario Murillo aseguró este miércoles, que tienen negociaciones avanzadas para adquirir la Sputnik V, desarrollada en Rusia, pero no brindó detalles. Según los números divulgados por el Minsa, Nicaragua cubrirá con la vacuna rusa a 1,9 millones de ciudadanos. El plan encaja el registró la vacuna rusa en el país bajo la autorización para uso de emergencia.

El Minsa había dicho, además, que para la primera fase de vacunación compraría vacunas de AstraZeneca y Moderna .

Compartir: