El dictador Daniel Ortega envió este lunes un mensaje directo al Gobierno de los Estados Unidos y a la Unión Europea tras admitir que las sanciones impuestas contra su régimen le afectan: quiere diálogo.  

Poniendo la pandemia del coronavirus como pretexto, Ortega dijo que las potencias del mundo “no pueden seguir actuando como han actuado en medio de esta pandemia, volando patadas y sanciones por todas partes. Son momentos donde tendrán que reflexionar”.

“Que no se olviden los europeos, que no se olviden los Estados Unidos que en este planeta nadie sobra, por eso es importante encontrarse, dialogar. Este es un momento en que el planeta se encuentra en un gran y enorme riesgo, porque ya la cantidad de fallecidos por la pandemia ya van marcando número de millones. No es cierto que potencia alguna tenga la capacidad de resolver por sí sola este problema”, dijo el mandatario en un acto desde la Plaza de la Revolución de Managua. 

“Cuánta falta hace en este momento un encuentro, un acuerdo, un alto al fuego en todo tipo de agresiones entre todas las naciones del mundo por qué, porque estos tiempos que estamos atravesando son tiempos de cambios profundos”, insistió. 

ANÁLISIS: Ortega “se quedó esperando” cambios hacia su régimen: “La paciencia de Washington se está agotando”, advierten expertos

Desde el inicio de la crisis sociopolítica de Nicaragua en abril de 2018. al menos 24 funcionarios del régimen, empresas de la familia presidencial e instituciones del Estados han sido sancionados por Estados Unidos y Europa por las graves violaciones a los derechos humanos y abusos de corrupción.

DESTACA MEDIDAS DE PREVENCIÓN, PERO NO LAS SIGUE

Ortega recalcó en los efectos económicos de la pandemia y en la cantidad de muertos que ha dejado en el mundo, destacó la importancia del lavado de manos, la distancia de seguridad y el uso de mascarillas, aunque no siguió esas recomendaciones.  

Tras 42 días desde su última comparecencia en cadena nacional, Daniel Ortega reapareció al lado de Rosario Murillo y acompañado del alto mando militar y policial, sin utilizar mascarilla, sin guardar distancia, saludando de besos y abrazos y estrechando manos.  

“Más allá de estas medidas del distanciamiento, de lavado de manos, del tapabocas, la medida que realmente va venir a proteger es la vacuna”, comentó. 

MÁS NOTICIAS: Cristiana Chamorro se compromete a respaldar una candidatura única

El dictador se quejó del acaparamiento de las vacunas por parte de Estados Unidos y Europa, confirmó acuerdos con Rusia y la India para traer las dosis a Nicaragua, pero no dio fecha de llegada.  

“Hemos encontrado la voluntad de ponernos a disposición la vacuna de parte de Rusia, de la India, de la OMS, pero el problema está y lo dice la OMS, que no pueden garantizar que no pueden garantizar que llegue rápidamente porque está siendo acaparada por los países ricos y desarrollados. Nosotros tenemos fondos disponibles para poder comprar esas vacunas y ahora pues, ver las condiciones que se van dando para que países como los nuestros puedan acceder a la vacuna, pero está claro que la vacuna es el arma que va ayudar a neutralizar y a contener”, señaló. 

Compartir: