Daniel Ortega confirmó este martes que su intención de reformar la Constitución Política de Nicaragua para imponer pena de cadena perpetua para los “crímenes de odio” en Nicaragua, más allá de castigar a los responsables de asesinatos contra niñas y mujeres, busca encarcelar a sus opositores políticos a los que califica de “vende patrias”, “hijos del diablo”.

En un discurso en ocasión del 199 aniversario de la Independencia de Centroamérica Ortega dijo que los opositores se sienten intocables porque cuentan con el respaldo de Estados Unidos y “piden que le apliquen a Nicaragua sanciones, que no son más que injerencia y se toman la foto y se sienten orgullosos y el (yankee) les dice que busquen cómo unirse para derrocar en las elecciones al gobierno sandinista”. Acusó a la oposición de estar planificando “seguir cometiendo asesinatos, colocar bombas, más destrucción de la que ya provocaron en abril de 2018”.

“En el marco de las regulaciones que tienen el Estado nicaragüense están las leyes para castigar, para sancionar, no por lo que digan, si no por lo que hacen y hacerle daño a una familia, asesinar una familia como han asesinado familias, eso es imperdonable, no hay indulto, no hay amnistía que valga. Más bien como hemos anunciado hay que fortalecer el Sistema Judicial y hay que instalar pena mayores, para crímenes de odio, para crímenes mayores”, dijo durante el acto desde la Casa de los Pueblos.

MÁS NOTICIAS: Femicidios: “No existe otro culpable más que el agresor”, reaccionan defensoras ante linchamiento social contra madres y víctimas

INSISTE EN ACUSAR A OPOSITORES

El dictador continuó con su discurso insistente para intentar hacer ver que las protestas autoconvocadas iniciadas en abril de 2018 tienen que ver con un “intento de golpe de Estado”: .

“No tienen alma, no tienen corazón, no son nicaragüenses, son hijos del demonio son hijos del diablo y están llenos de odio, están cargados odio, resuenan odio; son criminales, cobardes, se creen intocables porque se les dio amnistía, ya se les dio la oportunidad, una amnistía pero ya no habrá otra amnistía, el pueblo pedirá cuentas”, expresó.

Ortega insiste en señalar a sus adversarios como los responsables de quemar, torturar y asesinar a “trabajadores, mujeres, estudiantes” en el marco de las manifestaciones antigubernamentales en 2018, contradiciendo la versión de organismos nacionales e internacionales que señalan al mismo Estado, a través de la Policía Nacional y civiles armados afines al sandinismo.

Compartir: