Daniel Ortega destituyó al exsubdirector de la Policía Nacional, Francisco Javier Bautista Lara como embajador de Nicaragua ante la Santa Sede, luego de cinco meses en el cargo. Este la segunda movida diplomática del régimen en El Vaticano en siete meses.  

Mediante el Acuerdo Presidencial 30-2021 publicado este viernes en La Gaceta, Diario Oficial, Ortega dispone: “Dejar sin efecto el nombramiento del compañero Francisco Javier Bautista Lara en el cargo de Embajador Extraordinario y Plenipotenciario de la República de Nicaragua ante la Santa Sede, contenido en el Acuerdo Presidencial 96-2020 del 28 de agosto”.  

La orden fue dada el pasado tres de febrero y entró en vigencia desde esa fecha. 

A través del Acuerdo Presidencial 31-2021, Ortega además quita al comisionado en retiro Bautista Lara la representación del régimen ante la Soberana y Militar Orden Hospitalaria de San Juan de Jerusalén de Rodas y de Malta en calidad de concurrente en la ciudad de El Vaticano.  

MÁS NOTICIAS: Canciller Moncada se contrata asesora con un salario de 100 mil córdobas

El nuevo embajador de Nicaragua en el Vaticano, un expolicía, presenta credenciales al Papa 
 
Bautista Lara, fundador de la Policía Sandinista en 1979 tras el derrocamiento con las fuerzas de las armas de la dictadura de Anastasio Somoza, había reemplazado en el cargo a Karol Suyén Paguaga Estrada, quien fue destituida en julio del año pasado tras 46 días en el cargo. 

UN ENCUENTRO CON EL PAPA Y 159 DÍAS EN ROMA 

Durante su gestión como embajador ante la Santa Sede, Francisco Javier Bautista Lara tuvo una audiencia con el papa Francisco durante la presentación de sus cartas credenciales el 12 de octubre pasado.  

Tras ese encuentro hubo controversia por el regalo oficial entregado al Papa: una imagen de la Purísima con vestimenta similar a la de Rosario Murillo que fue rechazada por miembros de la Iglesia. 

LEA: Imagen enviada al Papa no es propia de la Purísima, “es una muñeca que se le asemeja”

Las relaciones diplomáticas entre Nicaragua y la Santa Sede han estado marcadas en los últimos tres años por llamados de parte del Vaticano al cese de la represión en el país, la liberación de los presos políticos y el cese de hostigamiento hacia miembros de la jerarquía católica.  

El papa Francisco además ha condenado el “ataque terrorista” perpetrado el 31 del año pasado en la Catedral de Managua, que quedó impune tras las investigaciones policiales que concluyeron se trato de un “accidente”.  

DEFENDIÓ REPRESIÓN DEL RÉGIMEN  

El comisionado en retiro de la Policía, Francisco Javier Bautista Lara pasó a retiro por órdenes del expresidente Enrique Bolaños, en abril del 2005, después que se negó a cumplir un fallo de la Corte Centroamericana de Justicia que ordenó la disolución del Parlamento Nacional para frenar la aprobación de reformas constitucionales, en medio de una crisis política provocada por el Frente Sandinista y el Partido Liberal Constitucionalista. 

Tras su retiro, Bautista Lara se convirtió en uno de los expertos en seguridad ciudadana consultado por medios de comunicación independientes, lo que ya estando en el poder causaba malestar al régimen de Daniel Ortega. También se dedicó a escribir sobre literatura y seguridad ciudadana. 

MÁS NOTICIAS: Identifican y detallan roles de “responsables de crímenes de lesa humanidad” en Nicaragua

Sin embargo, con la crisis sociopolítica de abril del 2018, Bautista Lara cerró fila en defensa de Ortega y de la Policía, que lo condujo a enviar una carta al cardenal Leopoldo Brenes y a los obispos de la Conferencia Episcopal en la que pedía no llamar presos políticos a los detenidos en las protestas, porque según él, habían cometido delitos. 

Tras retomar acercamientos con la dirigencia del Frente Sandinista, el exsubdirector de la Policía fue enviado a la misión diplomática en El Vaticano, la que ahora llegó a su fin.  

Compartir: