Ortega defiende su modelo de salud en el manejo del Covid-19 y acusa a Estados Unidos de impulsar “campaña criminal” en contra de Nicaragua, Venezuela y Cuba por las sanciones.

Luego de tres semanas sin comparecer ante la opinión pública, el dictador Daniel Ortega participó este miércoles en una cumbre virtual de presidentes de ALBA donde recurrió a su desgastado discurso contra Estados Unido. No presentó ninguna propuesta para contener el incremento exponencial de contagios y muertes por Covid-19, el descalabro de la economía y el despido masivo de médicos en hospitales públicos del país.

Ortega centró su discurso en criticar y cuestionar las acciones adoptadas por el resto de países del mundo, dejando de un lado los temas en los que la sociedad nicaragüense demanda respuestas.

LEA: Bauzá demanda a la Unión Europea que fondos para Nicaragua no pasen por las manos de Ortega

Según el dictador, las grandes potencias son las responsables de las crisis económicas y comerciales. El mandatario señaló a las potencias mundiales de actuar como países subdesarrollados, según él, por no tener la capacidad técnica y profesional para enfrentar la pandemia. Pero hasta ahora, en Nicaragua el régimen se ha resistido a declarar medidas preventivas para evitar la expansión del coronavirus.

“Quien podría imaginarse que en estos países desarrollados, países potencias económicas, países que se sentían invencibles, quien se iba a imaginar que iba a quedar al descubierto la falta de sensibilidad, de respeto a los derechos humanos de sus propios ciudadanos”, dijo Ortega durante su intervención en conferencia de jefe de Estados miembros de la Alternativa Bolivariana para las Américas (Alba).

Ortega añadió que los grandes países sobrevivieron a la pandemia gracias a las riquezas acumulados, pero lo que quedó en evidencia, según el dictador, fue la falta de preparación de sus sistemas de salud para enfrentar a la Covid-19.

“Quedó descubierto que los sistemas de salud no estaban disponibles para sus pueblos, y ante una pandemia como ésta, faltaban equipos, camas, espacio, o sea, parecían el países subdesarrollados, pero claro, tienen la capacidad por la riqueza acumulada de poder disponer de sumas millonarias y buscar palear el impacto económico y social”, reiteró.

SANCIONES CRIMINALES

Durante su intervención Ortega nuevamente acusó a Estados Unidos de impulsar “una campaña criminal” en contra de Nicaragua, Venezuela y Cuba, al imponer sanciones individuales a altos cargos gubernamentales.

En reiteradas ocasiones Ortega y sus funcionarios han clamado por el levantamiento de sanciones, argumentando los efectos de la pandemia, sin tener resultados. Sin embargo, las sanciones impuestas por Estados Unidos, Canadá y la Unión Europea han sido dirigidas específicamente a personas corruptas y violadoras de derechos humanos.

LEA: Contagios de Covid-19 se extenderán por seis meses por negligencia del régimen

“Es un acto criminal, por lo tanto, el que comete el gobierno de los Estados Unidos en medio de la pandemia, actos totalmente criminales, recrudeciendo las sanciones contra la hermana República de Cuba, Venezuela y Nicaragua”, dijo Ortega.

El dictador acusó al gobierno de los Estados Unidos de pretender asfixiar a la economía de los tres países al imponer sanciones y en el caso particular de Venezuela, de sancionar a los que trasladen combustible.

“Contra Nicaragua han continuado con sus sanciones que no son más que agresiones para buscar como asfixiar. Es una enorme batalla en contra de los golpes de Estado organizados por los gobernantes norteamericanos”, reafirmó el dictador.

“ALBA NO ES UN NEGOCIO”, DICE ORTEGA

Según Ortega, la arremetida del gobierno norteamericano contra Venezuela, Cuba y Nicaragua se debe a la generosidad del Alba que impulsa el gobernante Nicolás Maduro.

“El Alba nunca fue un proyecto pensado para hacer negocio a costa de otros países, ni para hacerle daño alguno a nadie”, afirmó Ortega, quien administra discrecionalmente más de 3 mil millones de dólares provenientes del Alba.

Agregó que “por eso es que el imperio se lanzó en contra del Alba” a quien acusó de egoísta y de imponer una política económica esclavizante, por medio del capitalismo salvaje.

LEA: Más despidos de médicos, ahora en La Mascota

“Tenemos que destacar la fortaleza y dignidad para asumir los más grandes desafíos, y esa es la lucha que hemos venido librando, ahora con estas circunstancia en la que se ha desatado la pandemia global. Queda al descubierto la naturaleza del capitalismo salvaje”, apuntó.

En su intervención, Ortega presumió de la capacidad científica de los países que integran el Alba, incluso, prometió la búsqueda de una vacuna contra la Covid-19 y estrategias económicas.

“Hay que formar el grupo de trabajo dentro del Alba para ir por la búsqueda de la vacuna, de los componentes médicos para enfrentar este tipo de pandemia, a la par retomando las nuevas circunstancias, los nuevos retos en el campo económico, en el campo del comercio, para salir adelante en estos momentos donde las afectación económica está sacudiendo muy duro a muchos pueblos”, indicó.

Compartir: