El excarcelado político Gennsy Mairena y la doctora Magda Alonso, de la opositora Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia, fueron asediados y amenazados este sábado por paramilitares en la ciudad de Matagalpa.  

Un grupo de motorizados, algunos encapuchados, llegó hasta la casa donde se encontraban reunidos los opositores al régimen. Intentaron robarles sus teléfonos, les tomaron fotografías y al excarcelado político lo amenazaron de muerte.  

“Cualquier cosa que me suceda, culpo a motorizados afines al gobierno, Policía y a los Ortega Murillo”, dijo el joven en su cuenta de Twitter.  

MÁS NOTICIAS: Iglesia pide “erradicar la violencia” este año electoral de “incertidumbre”

Mairena fue uno de los primeros excarcelados políticos del régimen tras los acuerdos firmados en marzo de 2019 entre el Gobierno y la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia. Desde su salida de prisión ha sido asediado constantemente por policías y paramilitares. Fue procesado por terrorismo y entorpecimiento de servicios públicos tras su participación en las protestas de 2018 contra Ortega. 

La doctora Magda Alonso también denunció las acciones represivas de los sujetos afines al régimen. “Esto debe terminar. El sandinismo ha convertido en enemigos a los que somos solo pueblo”, expresó.  

El Centro Nicaragüense de Derechos Humanos hizo eco de la denuncia de los opositores y, una vez más, demandó el cese de la represión y el respeto a los derechos humanos de los nicaragüenses.  

ASEDIO A OPOSITORES 

El asedio, persecución y allanamientos contra dirigentes de la oposición se han incrementado en las últimas dos semanas.  

Félix Maradiaga, aspirante presidencial de la Unidad Nacional Azul y Blanco (UNAB) ha denunciado tener “casa por cárcel” en Managua.  

Medardo Mairena de la Coalición Nacional y Juan Sebastián Chamorro, de la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia también se encuentran en la misma condición de “casa por cárcel”.  

MÁS NOTICIAS: Acusan de narcotráfico al preso político Carlos Bonilla un día después de ordenada su libertad

“Ahora ya no es solo por parte de la Policía, sino que te mandan a vigilar con los paramilitares y a seguir con gente de civil, entonces eso es parte de que el régimen está activando otra vez estos grupos paraestatales para tener más alcance en cuanto a asedio”, ha manifestado la UNAB. 

El grupo Monitoreo Azul y Blanco ha alertado sobre un incremento de la violencia política desde el mes de diciembre pasado cuando se registró un incremento del 600% de hostigamientos en comparación con diciembre de 2019. 

Compartir: