El inmueble de más de cinco mil metros cuadrados, ubicado en una exclusiva zona residencial de Managua, será traspasado a Rusia en calidad de donativo, sin que se justifique el uso que se le dará a la propiedad que es parte del patrimonio del Estado.

Mediante el acuerdo presidencial No. 91-2019 publicado este viernes en el diario oficial La Gaceta, Daniel Ortega ordenó la donación de una propiedad de más de cinco mil metros cuadrados, ubicada en una de las zonas más exclusivas de Managua, a la Federación Rusia.

El inmueble cuyo precio en el mercado de bienes raíces podría rondar los 791,840 dólares, a un valor promedio de 140 dólares por metro cuadrado, pertenece al Estado de Nicaragua y será traspasado a Rusia según la orden girada por Ortega a la Procuraduría General de la República.

En el acuerdo presidencial, Ortega ordena a la recién nombrada procuradora general de la República, Wendy Morales Urbina “que comparezca ante la Notaría del Estado a suscribir Escritura Pública de Donación de Bien Inmueble perteneciente al Estado de Nicaragua, a favor de la Federación de Rusia”.

Imagen satelital del terreno que, por orden de Daniel Ortega, el Estado de Nicaragua traspasará a la Federación Rusa.

En el documento se detalla que se trata de un lote de terreno ubicado en Residencial Las Colinas, de Managua, “con un área de cinco mil seiscientos cincuenta y seis metros cuadrados (5,656 mts²), con Número Catastral 5383-3765-3598-13, comprendido dentro de los siguientes linderos catastrales, NORTE: calle Vista Alegre de por medio y resto de la finca matriz perteneciente a Financiera de Inversiones; SUR: Lotes N° 185 y 186 de Financiera de Inversiones y Lote N° 54 de Anexo Las Colinas; ESTE: Financiera de Inversiones y OESTE: Lotes pertenecientes a P. S.; inscrito bajo N° 180468; Tomo 2695, Folio 27, Asiento 5721 2°, Columna de Inscripciones, Sección Derechos Reales, Libro de Propiedades, Registro Público de la Propiedad Inmueble y Mercantil del Departamento de Managua”.

Ortega además manda a Morales Urbina a realizar todas las diligencias que corresponden al contrato de donación: “actos jurídicos, judiciales, administrativos, notariales y registrales necesarios para cumplir con lo prescrito en los artículos 1 y 2 de este Acuerdo, conforme los procedimientos establecidos en la legislación nacional”.

El acuerdo presidencial que ordena el traspaso de la propiedad, publicado en el diario Oficial La Gaceta.

La ubicación de la propiedad se encuentra en la misma zona donde actualmente funciona la embajada de la Federación Rusa, en Managua, pero se desconocen los motivos considerados para decidir traspasar un bien estatal al gobierno de Rusia. Tampoco se específica el uso que el beneficiario de la donación dará al bien que es parte del patrimonio del Estado de Nicaragua.

RUSIA, ALIADO DE ORTEGA

Rusia ha sido un aliado estratégico de Ortega desde su primer mandato presidencial, en la década de los ochenta, por tanto, las relaciones entre Managua y Moscú se reavivaron con el retorno del sandinismo al poder en 2007, no obstante los acuerdos de cooperación, principalmente en el ámbito militar han estado bajo lupa de diferentes sectores. Este  año Moscú ofreció dotar algunos medios aéreos al Ejército.

Además, ambos países tienen vínculos comerciales, económicos y científicos.  Parte de esto es  la polémica fábrica de vacunas Mechnikov inaugurada desde 2016, pero que hasta abril de este año habría iniciado producción, aunque sin resultados comprobables, y en la que se invirtieron unos 35 millones de dólares, y cuya contraparte nacional salió  del Instituto Nicaragüense de Seguridad Social (INSS), a través de un trámite discrecional del presidente de esa institución, Francisco López.

En octubre de 2016 cuando Ortega anunció la inauguración de la planta había dicho que se trataba de un proyecto de 21 millones de dólares de los cuales Nicaragua aportaría 7 millones.

Toda la operación estuvo dirigida por Laureano Ortega, hijo de Daniel Ortega y Rosario Murillo, para quien en agradecimiento Rusia ofreció una fiesta que costó alrededor de 50,000 dólares, según investigaciones periodísticas.

Compartir: